La alcaldesa, Ángeles Muñoz, evitó ayer, a cinco meses de las elecciones municipales, pronunciarse sobre su futuro político. Preguntada sobre si se presentará a la reelección como candidata del PP, Muñoz señaló que «todo tiene unos plazos» y apuntó que «estamos haciendo una gran labor en el Ayuntamiento».

La regidora es presidenta del PP de Marbella, lo que le llevaría a ser la cabeza de lista de la formación popular en los comicios electorales previstos para mayo, aunque el partido, por el momento, no la ha nombrado candidata de forma oficial.

La incertidumbre sobre el futuro político de la también senadora comenzó a finales de octubre, cuando la Audiencia Nacional procesó a su marido, el empresario sueco Lars Broberg; su hijastro, Joakim Broberg, y un policía local que formó parte de su escolta en el curso de una investigación contra una supuesta organización liderada por empresarios suecos que habría exportado grandes cantidades de marihuana y hachís a países nórdicos.

El juez atribuye a su marido los presuntos delitos de blanqueo de capitales y organización criminal y ha procesado a su hijastro por los mismos delitos, además de narcotráfico.

El magistrado cree que Lars Broberg participó «activamente» en la supuesta red criminal y que, junto al hijastro de la regidora, blanqueó 7,3 millones de euros a través de sociedades pantalla dedicadas a la construcción y compraventa de inmuebles o a la venta de oro y piedras preciosas a cambio de dinero en bancos extranjeros.

Las dudas sobre Muñoz aumentaron tras la revisión de la declaración patrimonial -que ronda los 12 millones de euros- que hizo en el Senado a mediados de noviembre, en plena investigación a su marido.

El PP se acoge al hecho de que Muñoz no está investigada en ninguna causa judicial para mantener a la regidora.

El portavoz de la Junta, Ramón Fernández-Pacheco, pidió al PSOE que «reflexione» acerca de «cuántos altos cargos en Andalucía tienen a su pareja imputada y qué responsabilidad tienen por el hecho de que su cónyuge esté investigado» y reprochó el «interés» que, según indicó, tiene el PSOE para que «parezca que Muñoz está imputada».

Por su parte, el secretario general del PSOE de Málaga, Daniel Pérez, pidió al PP que respalde la investigación que abrirá el Senado sobre el patrimonio de Muñoz.

«La ciudadanía tiene derecho a conocer si ocultó en esta declaración una serie de bienes de naturaleza millonaria. Entendemos que se trata de una falta muy grave y supone un presunto delito de acuerdo con las normas del Senado, y por tanto el PP no puede quedarse de perfil por más tiempo», apuntó.