La empresa concesionaria del servicio de abastecimiento del agua en Marbella, Hidralia, ha limpiado en el transcurso de año más de 27.000 imbornales y 230 kilómetros de la red de saneamiento para reducir el riesgo de inundaciones ante la llegada de la época de las precipitaciones más intensas.

Las actuaciones también han permitido la inspección de 28 kilómetros de la red con una cámara motorizada y de unos 15.000 pozos de registro con un monitor de inspección rápida de tipo pértiga, lo que ha posibilitado aumentar la eficiencia de los trabajos.

Este último equipo, que cuenta con la tecnología más avanzada, dispone de una cámara en uno de sus extremos y se introduce en los pozos para observar el estado operativo de los sectores de la red, lo que permite a la concesionaria del servicio del suministro de agua en el municipio priorizar las zonas que necesitan una actuación más urgente.

Hidralia cuenta con dos cámaras de pértiga, una de ellas robotizada; además de cinco camiones de saneamiento y dos vehículos ligeros para realizar las labores de inspección y limpieza en el municipio.

Las acciones preventivas de limpieza que realiza la concesionaria del servicio a través de dos equipos y de forma ordinaria e ininterrumpida durante todo el año en Marbella garantizan la máxima capacidad hidráulica en época fuerte de precipitaciones al mantener en buen estado los imbornales, los elementos urbanos que recogen el agua de la lluvia y la derivan a la red de alcantarillado, cuya capacidad de drenaje se ve limitada cuando se colmata de residuos arrastrados por las lluvias, como hojas o residuos de la vía pública.

En este tipo de actuaciones, el proceso de digitalización supone una importante ventaja para planificar los trabajos, ya que, con la monitorización que se realiza a tiempo real de toda la red del municipio, se pueda observar con exactitud en qué puntos es más urgente la intervención para priorizar las operaciones.

Hidralia había adecuado en septiembre más de 17.000 imbornales en el municipio, de los que cerca de 2.900 los hizo en agosto.

Hacia comienzos de otoño y el reinicio del curso escolar, la mayor parte de las actuaciones de la empresa concesionaria se concentraron en las zonas más céntricas del municipio y en los entornos de los colegios.

«Realizamos un continuo control de los datos de interés sobre mantenimientos preventivos o correctivos para mantener la resiliencia de la ciudad», señala Hidralia.

Por su parte, el delegado de Obras, Diego López, destaca la tecnología con la que la empresa concesionaria realiza sus actuaciones en el municipio.