Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Política municipal

El Ayuntamiento de Marbella aprueba de forma inicial los presupuestos de 2023

Con los votos a favor del PP, el rechazo de PSOE y Opción Sampedreña y la abstención de Cs

La Corporación municipal, ayer, durante el pleno extraordinario para debatir el presupuesto del Ayuntamiento. L. O.

La Corporación municipal aprobó de forma inicial ayer, en un pleno de carácter extraordinario, los presupuestos de 2023 del Ayuntamiento de Marbella, que rondarán los 334 millones de euros.

El Gobierno local, del PP, que cuenta con mayoría absoluta, votó a favor de las cuentas con las que trabajará el Consistorio en año electoral y que crecen un 17 por ciento respecto a las primeras del mandato; PSOE y Opción Sampedreña se manifestaron en contra y Ciudadanos se abstuvo.

La Corporación municipal tendrá que celebrar, ya en 2023, otra sesión plenaria para aprobar de forma definitiva las cuentas, por lo que el Ayuntamiento iniciará el nuevo año con el presupuesto de 2022 prorrogado.

La alcaldesa, Ángeles Muñoz, destacó que son los presupuestos «más importantes que se han aprobado nunca en Marbella, avalan la solvencia económica de la ciudad y su finalidad es prestar unos servicios públicos de calidad, dotar al municipio de nuevos equipamientos y seguir apostando por las políticas sociales».

La regidora subrayó la contención fiscal que contemplan las cuentas y que cifró en 15 millones de euros, con medidas como el transporte gratuito o reducciones de precios públicos.

Las cuentas contemplan 3,8 millones de euros para actuaciones en materia de aparcamiento en el centro de Marbella; seis millones de euros para ejecutar la primera residencia pública de mayores del municipio -un proyecto que el Gobierno local promete desde 2009-; o cuatro millones para rehabilitar el antiguo ingenio azucarero de Trapiche del Prado, apuntó el delegado de Hacienda, Félix Romero.

«Son unos presupuestos equilibrados y contemplan grandes proyectos de inversión en Marbella y partidas para políticas sociales que suben un seis por ciento», señaló.

El PSOE calificó los presupuestos de «falseados, irresponsables y que abocan al Ayuntamiento a la bancarrota» y que conllevarán que el Consistorio inicie el año con una deuda de unos 57 millones de euros que tendrá que empezar a abonar desde 2024.

«Es un presupuesto completamente ficticio», señaló el concejal socialista José Bernal.

El grupo socialista destacó el incremento en la recaudación de los tributos municipales del IBI, que ascenderá en seis millones de euros; del impuesto que grava las construcciones y obras, que subirá en un 50 por ciento; o de las tasas urbanísticas, que harán lo propio en un 75 por ciento, además de los 7,5 millones de euros que el Gobierno local prevé ingresar en multas de tráfico.

Respecto al capítulo de inversiones, el PSOE tachó de «burla a los vecinos y al mundo del deporte», que las cuentas recojan 106.000 euros para la construcción del Estadio Municipal de fútbol, presupuestado por el Ayuntamiento en 18 millones de euros.

Para Opción Sampedreña, las cuentas son «un verdadero desastre para San Pedro», según el edil Manuel Osorio.

Los fondos para ejecutar inversiones en San Pedro caen en 6,5 millones de euros al pasar de 15 de este año a 8,5 previstos para 2023, según el concejal sampedreño, exdelegado de Hacienda entre 2015 a 2019.

Parte de las inversiones planificadas en San Pedro estarán condicionadas a que, previamente, el Ayuntamiento venda patrimonio.

El capítulo de los presupuestos que contará con la mayor cuantía será el de Personal, con 180 millones de euros, más de la mitad del total de las cuentas; mientras que para inversiones se reservan 50 millones.

Las cuentas contemplan gastos por importe de 331,3 millones de euros, por lo que el Gobierno local confían en cerrar el año con un superávit de 2,5 millones.

Compartir el artículo

stats