La comunidad residencial de Palo Alto Marbella ha donado 2.000 euros y productos de higiene y alimentación para bebés a Cáritas para que los distribuya entre las familias con menos recursos del municipio.

«Palo Alto es una comunidad que hemos erigido sobre cuatro valores claros, y uno de los más importantes es el de familia y la solidaridad. Por esto, todas las personas que formamos parte de Palo Alto hemos querido colaborar en esta donación para ayudar a quienes más lo necesitan», explica el director de desarrollo de la comunidad residencial, Matías Villarroel.

El colectivo invita a las organizaciones, comunidades e instituciones de la Costa del Sol a colaborar con las entidades sociales de la comarca.