El Ayuntamiento ha anunciado este lunes el inicio de las actuaciones para mejorar el carril del butano, una vía que conecta las barriadas de Las Albarizas y Plaza de Toros de Marbella y que más peligro entraña en el municipio para vehículos y peatones por sus deficiencias y reducidas dimensiones.

Los trabajos, que cuentan con un plazo de ejecución de unos dos meses, servirán para habilitar una vía con doble sentido de circulación en todo el trazado, 130 metros lineales de acerado, 45 metros lineales de una escollera de protección y la instalación de cinco puntos de alumbrado para mejorar la iluminación.

También se habilitarán 80 aparcamientos en una parcela de cerca de 1.800 metros cuadrados de superficie en la que ya estacionan los vehículos, aunque de forma desordenada.

Los trabajos se ejecutan de forma simultánea en dos puntos diferentes para agilizar unas actuaciones que la Corporación municipal aprobó en pleno a mediados de 2020.

«Por sus dimensiones y por su inestabilidad es peligrosa la doble circulación de vehículos. Se ha diseñado un proyecto acorde con las necesidades de unas zonas que están muy pobladas. Nos habíamos comprometido a atender esta demanda de los vecinos pero no ha sido nada fácil. No todos los terrenos eran de propiedad municipal, por lo que hemos tenido que pedir la cesión de algunas áreas, así como tramitar los permisos necesarios dada la cercanía de la autovía A-7», que depende de Demarcación de Carreteras, del Gobierno central, ha señalado la alcaldesa, Ángeles Muñoz, que ha visitado las actuaciones.

La mejora de un carril especialmente utilizado por los vehículos que transitan en la zona norte del núcleo urbano es una de las reiteradas demandas de vecinos y partidos de la oposición municipal.

La concejala de Cs, María García, reclamó en el verano de 2020 actuaciones para ampliar el ancho de la calzada del carril, que es un tramo de la calle Príncipe de Vergara que conecta con calle Salduba y que discurre junto a un talud de varios metros de caída y sin ningún elemento de protección para conductores y viandantes.

La concejal de la formación naranja también pidió diferentes mejoras para garantizar la seguridad de los peatones y los vehículos y la construcción de arcenes y acerado y la colocación de iluminación y señalización viaria.

El Ayuntamiento acometió en 2008 una actuación en el carril del butano para prolongar la calle Salduba hasta una rotonda próxima, pero sin mejorar la seguridad de la zona.

En 2014, el Consistorio acometió la reforma integral de una parte de la calle Príncipe de Vergara, pero el tramo del carril del butano volvió a quedar excluido de las actuaciones.