Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Estudio

Detectan lesiones sospechosas de cáncer de piel en trabajadores expuestos al sol

Cinco de las ocho lesiones detectadas durante un estudio del Hospital Costa del Sol y el Ayuntamiento de Fuengirola sobre la exposición solar en empleados que desarrollan su labor en exteriores fueron confirmadas como cáncer de piel

Trabajadores del Ayuntamiento de Fuengirola, durante el estudio. L.O.

Un estudio de ámbito andaluz elaborado por el Hospital Costa del Sol y el servicio de Prevención de Riesgos Laborales del Ayuntamiento de Fuengirola ha revelado la aparición de lesiones sospechosas de cáncer de piel en trabajadores expuestos al sol durante largos periodos.

El análisis se realizó con participantes de grupos profesionales que trabajan, de media, unas 33 horas semanales al aire libre, como trabajadores de jardinería, de la construcción y mantenimiento, limpieza urbana, o de limpieza y vigilancia de playa, la mitad de los cuales sufrió durante el año anterior al estudio, al menos, una quemadura solar, el principal factor de riesgo para el desarrollo de cáncer de piel.

Una revisión dermatológica de la piel de los participantes reveló que cerca del 80 por ciento de los examinados presentaron léntigos solares; en cerca del nueve por ciento hubo presencia de queratosis actínica y el seis por ciento presentó lesiones sospechosas de cáncer de piel.

De las ocho lesiones detectadas, cinco fueron confirmadas como cáncer de piel mediante biopsia.

En un cuestionario sobre hábitos de fotoprotección, el 21 por ciento de los 128 trabajadores que participaron señaló que utiliza sombrero de ala ancha y un 33 por ciento, camisa o camiseta de manga larga. El 85 por ciento utiliza pantalones largos y el 65 por ciento, gafas de sol.

El 33 por ciento señaló que utiliza crema solar de forma regular, pero sólo el 26 por ciento la reaplica correctamente.

Además, el 17 por ciento busca la sombra para protegerse y un 20 por ciento intenta evitar la exposición solar durante las horas centrales del día. Más del 90 por ciento de los preguntados estaba concienciado sobre los efectos negativos de la exposición al sol, como quemaduras, fotoenvejecimiento acelerado o cáncer de piel.

Durante el trabajo de campo se emplearon 20 dosímetros personales entre los días 18 y 21 de junio de 2019. Durante aquellas jornadas, el cielo estaba claro y se alcanzó un índice de radiación ultravioleta máximo promedio de 9.3.

La dosimetría personal mostró que los trabajadores recibían en promedio una cantidad de radiación solar casi tres veces superior al límite máximo recomendado para una jornada laboral.

El estudio forma parte del Proyecto Soludable que desarrolla el Hospital Costa del Sol desde 2021 con el apoyo de la Junta de Andalucía y cuyo objetivo es promover la prevención del cáncer de piel.

Los resultados se han publicado en la revista Occupational & Environmental Medicine, referente en su ámbito de especialización.

Mejorar la legislación y la formación, claves para evitar la enfermedad

El estudio del Hospital Costa del Sol sobre los efectos del sol en trabajadores que desarrollan su labor al aire libre durante periodos prolongados señala que la legislación española de prevención de riesgos laborales no obliga a los empleadores a velar por las medidas de protección solar de sus trabajadores y que el cáncer de piel no está reconocido como enfermedad ocupacional.

Además, trabajadores y empleadores requieren de formación para velar, junto con las instituciones, por el desarrollo de entornos de trabajo más seguros también en fotoprotección.

Igualmente, el estudio, desarrollado con la colaboración del Ayuntamiento de Fuengirola, recomienda que la promoción de la salud cutánea se incorpore mediante chequeos dermatológicos en las revisiones sanitarias laborales de los trabajadores de exterior.

Compartir el artículo

stats