Plan urbanístico

Piden que el PGOM recoja medidas de seguridad para inmuebles de lujo

Agentes del sector inmobilario reclaman barreras, cámaras y garitas en urbanizaciones privadas

Recreación de una de las urbanizaciones que se proyectan en San Pedro Alcántara.

Recreación de una de las urbanizaciones que se proyectan en San Pedro Alcántara. / L.O.

Agentes inmobiliarios de la Costa del Sol reclamaron ayer, en un encuentro solicitado con el Gobierno local de Marbella y la Policía Local ante el aumento de robos en viviendas, que el plan urbanístico (PGOM) que elabora el Ayuntamiento contemple medidas de seguridad en las urbanizaciones y complejos residenciales de lujo del municipio.

Los profesionales de la construcción y la promoción proponen que el planeamiento, cuya aprobación final está prevista para el transcurso del año, contemple elementos disuasorios en los accesos a las urbanizaciones privadas, como barreras, cámaras o cabinas de seguridad privada, cuya colocación en los viales de acceso público está sujeta a restricciones legales.

«Estamos al habla con el equipo redactor (del plan urbanístico) y somos conscientes de que quieren habilitarlos. Será un cambio muy importante para nosotros», señaló José Carlos León, presidente de la asociación The Leading Property Agents of Spain, que aglutina a 44 empresas relacionadas con el sector inmobiliario.

«Hay clientes que nos informan de robos en viviendas, semanalmente ocurren, y eso nos preocupa mucho», agregó.

El delegado de Urbanismo y Seguridad Ciudadana, José Eduardo Díaz, planteó la posibilidad de que el planeamiento recoja la instalación de otros «medios pasivos», como vallados perimetrales en calles sin salida o zonas de escaso tránsito en las urbanizaciones.

«Estamos en el momento adecuado para ello», apuntó Díaz, en referencia al proceso de elaboración de un plan urbanístico que sustituirá al planeamiento de 1986, en vigor desde que, en 2015, el Tribunal Supremo anulara el de 2010.

«Es verdad que ocurren robos en viviendas, pero la percepción general de los ciudadanos es que Marbella es una ciudad tranquila», aseguró.

Más seguridad jurídica

El presidente de la asociación de agentes inmobiliarios señaló que la seguridad jurídica en materia de urbanismo en Marbella depende «de forma exclusiva» de la aprobación del planeamiento.

«Un cliente que venga a comprar tiene que estar tranquilo y saber que tiene una parcela en la que se puede construir, en qué medida se puede construir o que su vivienda no será demolida o tener un problema de legalidad y recibir una multa por edificar en una zona verde», señaló León.

«Tenemos que dar un salto, pasar página y tener un plan general que nos dé esa seguridad», apuntó el presidente de una asociación fundada en el verano de 2020 por once profesionales con más de 20 años de experiencia en el sector inmobiliario de la Costa del Sol Occidental.