Crimen organizado

Detenido el presunto autor del asesinato de un serbio en Marbella

El principal sospechoso ha sido extraditado recientemente por Turquía, donde se había ocultado tras el crimen

La víctima fue hallada atada a una silla y con tres disparos en la cabeza, que la tenía envuelta en film transparente

Pruebas recogidas en la escena del crimen.

Pruebas recogidas en la escena del crimen.

Lo amordazaron, lo ataron a una silla y lo torturaron hasta que lo asesinaron disparándole tres veces en la cabeza. La investigación del crimen, que ocurrió en junio de 2022 en Marbella, ha culminado recientemente con la extradición desde Turquía del presunto autor material de la ejecución, un ciudadano alemán de 32 años. La víctima, que utilizaba numerosas identidades, fue finalmente identificado como Aleksandar K., un ciudadano serbio vinculado con organizaciones criminales de los Balcanes.

Los hechos se remontan a la noche del 30 de junio de 2022, cuando el responsable de una agencia del sector inmobiliario llamó al 091 para informar del hallazgo del cadáver de un hombre en una vivienda de la urbanización Golden Beach, una de las más exclusivas de la zona de Elviria. El profesional acudió al inmueble porque necesitaba contactar con el inquilino para renovar el contrato de alquiler del inmueble y se encontró con el cuerpo. El Grupo II de Crimen Organizado de la Comisaría Provincial de Málaga, sus homólogos de la Comisaría de Marbella y Greco Costa del Sol se hicieron cargo del caso.

Traslado del detenido.

Traslado del detenido. / L.O.

Los investigadores se encontraron una escena brutal. El cuerpo, inicialmente sin identificar, se encontraba amordazado y permanecía atado a una silla con la cabeza envuelta en film transparente. Presentaba tres disparos en la testa y lesiones que evidenciaban tortura. A pesar de que el fallecido utilizaba distintos alias, los agentes lograron identificarlo como un ciudadano serbio de 33 años con tarjeta de residencia en Alemania, país donde contaba con antecedentes por tráfico de drogas en el extrarradio de la ciudad de Frankfurt y se le relacionaba con organizaciones criminales balcánicas.

Reconstrucción

La Policía Nacional reconstruyó las últimas horas de la víctima. Acudió a su domicilio sobre las 16:30 horas del 29 de junio de 2022 junto a varios miembros de otro grupo de narcos. El encuentro, sin embargo, acabó con profundas desavenencias entre las partes que acabó contra una acción brutal contra el anfitrión, que fue objeto de torturas durante horas hasta que fue ejecutado a primeras horas del día siguiente. Los agentes comprobaron que, antes del asesinato, los agresores utilizaron el móvil de la víctima para ponerse en contacto con un familiar suyo e intentar sonsacar información sobre terceras personas a través de un chat de mensajería.

Tras la ejecución, el grupo huyó del país y se ocultó en territorio turco, pero eso no evitó que los investigadores identificara a los sospechosos, por lo que el Juzgado de Instrucción número 3 de Marbella decretó una Orden Internacional de Detención sobre los mismos. Uno de los sospechosos, al que se considera cabecilla de una banda de narcotraficantes con ramificaciones en el sur de España, fue finalmente localizado en Turquía, cuyas autoridades comprobaron que tenía una requisitoria de las autoridades españolas y lo pusieron disposición de la Policía Nacional. La entrega del fugitivo, alemán de origen turco que hasta el crimen había fijado su residencia en Benahavís, se produjo en el aeropuerto de Málaga. Según la policía, tiene antecedentes por delitos de tráfico de drogas y tenencia ilícita de armas en su país, aunque también le constaba una detención en Madrid por falsedad documental.

La autoridad judicial ha ordenado el ingreso en prisión del arrestado por su presunta responsabilidad en los delitos de asesinato, detención ilegal, tenencia ilícita de armas y pertenencia a organización criminal. La investigación continúa abierta con el objetivo de localizar a otros implicados en el asesinato.