Turismo

‘Okupas’ en un futuro hotel de lujo

La ocupación, supuestamente ilegal, de un antiguo camping ubicado en la playa El Pinillo dificulta la ejecución del complejo hotelero Four Seasons, uno de los de mayor envergadura en la Costa del Sol

Parte del antiguo camping de El Pinillo, ocupado de forma irregular.

Parte del antiguo camping de El Pinillo, ocupado de forma irregular. / L. O.

La presencia, presuntamente de forma ilegal, de unas 15 personas en unas estructuras semiderruidas en lo que en su momento fue un camping ubicado en las afueras de Marbella y colindante con la playa El Pinillo se ha convertido en una de las principales rémoras para ejecutar el proyecto hotelero y residencial Four Seasons, cuyo presupuesto ronda los 700 millones de euros y es uno de los de mayor envergadura de la Costa del Sol.

La Corporación municipal aprobó de forma definitiva en octubre de 2021 el plan parcial de El Pinillo y la promotora inmobiliaria que desarrolla el complejo anunció días después que las obras comenzarían en 2023.

Pero la demora en la expulsión de los vecinos que, supuestamente al margen de la ley, habitan en las estructuras semiderruidas del antiguo camping -y que han adecentado con obras de mejora o trabajos de pintura- retrasa las actuaciones para liberar una zona que, según el proyecto, albergará el club de playa de un complejo hotelero cuya primera piedra se colocó a principios de octubre de 2018.

«Hay una serie de okupas desde hace unos tres meses debido a que el Ayuntamiento no hace nada. En el momento en el que tengamos licencia de edificación, se les quitará de en medio y punto. De lo contrario, tendríamos que tener a un vigilante de seguridad las 24 horas del día. Basta que eches a estos okupas para que mañana se metan otros», señala la propiedad de los terrenos.

La zona que ocupa el antiguo camping, cerrado al público a finales de la década de los años noventa del siglo XX, está calificada como urbana, por lo que su tramitación urbanística es independiente a la del resto del complejo hotelero, que se extiende al norte de la entrada oriental a Marbella por la autovía A-7 .

Agentes de la Policía Local se personaron ayer en la zona del antiguo camping para, en cumplimiento de un mandato judicial, identificar a las personas que, presuntamente de forma irregular, ocupan el emplazamiento, informó el Ayuntamiento.

El complejo Four Seasons ocupará, según el proyecto inicial, una superficie de unos 325.000 metros cuadrados, que albergarán, entre otros equipamientos, un hotel de cinco estrellas gran lujo y 486 viviendas, de las que más de la mitad serán unifamiliares y de categoría de poblado mediterráneo.

El complejo hotelero generará 1.000 puestos de trabajo fijos.

Suscríbete para seguir leyendo