Turismo

El cierre parcial del Gran Hotel Guadalpín Banús amenaza el futuro de 180 empleados

La Justicia ha ordenado para mañana, en plena época veraniega, el lanzamiento de 49 habitaciones del establecimiento de cinco estrellas; aparcamientos; cocinas; y tres restaurantes con terrazas

Empleados del hotel Guadalpín abandonan las cocinas tras ocuparlas durante una protesta en julio de 2023.

Empleados del hotel Guadalpín abandonan las cocinas tras ocuparlas durante una protesta en julio de 2023. / L.O.

El cierre de diferentes instalaciones del Gran Hotel Guadalpín Banús, previsto por la Justicia para mañana, amenaza el futuro de cerca de 180 trabajadores en plena temporada veraniega en Marbella, un municipio cuyo desarrollo económico depende en buena parte de la actividad turística.

El Juzgado de lo Mercantil de Málaga ha ordenado el lanzamiento de 49 habitaciones de las 181 del establecimiento hotelero de cinco estrellas; plazas de aparcamientos; cocinas; y tres restaurantes con terraza, lo que deja en el alero la continuidad laboral de buena parte de la plantilla, muchos de cuyos empleados trabajan en el local desde hace más de 20 años.

El dictamen de la Justicia surge de un pleito en el que unos inversores reclaman la expropiación de diferentes dependencias del hotel, a lo que se opone la empresa que explota el establecimiento, que teme que las zonas en litigio se destinen a usos no hoteleros.

El Juzgado de lo Mercantil dio la razón en octubre a la empresa explotadora del hotel, pero en un auto de mayo reconoce un error procesal y acepta la postura de los inversores

«Los trabajadores estamos, física y mentalmente, mal. No nos negamos a que se haga la entrega, pero esas zonas se deben dejar al funcionamiento del hotel. A los trabajadores nos llevan a una situación muy crítica», señala la presidenta del Comité de Empresa, Jackeline Largacha, que trabaja en el hotel desde hace 20 años.

«El año pasado ya lo pasamos mal. Psicológicamente, estamos mal. Este año, el cien por cien de la plantilla podría ir a la calle. Las perspectivas del año iban muy bien, excepto en julio, que han bajado un poco, como en el resto de Marbella. Tengo compañeras fijas discontinuas que, desde enero, llevan trabajando todo el año», agrega otra empleada, con ocho años de antigüedad en el hotel.

Parte de los trabajadores tienen previsto manifestarse hoy en Málaga ante la sede de la administración concursal que gestiona el hotel.

Un desalojo hace un año

Parte de los trabajadores del hotel ocuparon el pasado julio las cocinas del hotel para tratar de evitar un lanzamiento que había ordenado la Justicia y forzar a los inversores y la empresa explotadora a pactar una solución.

Las conversaciones fracasaron y la Policía Nacional desalojo, de forma pacífica, a los empleados. Las dependencias se reabrieron después de que, en octubre, la Justicia diera la razón a la empresa que explota el hotel.