La reina de los scooters de mayor cilindrada se presenta ahora con un cambio estético notable, en el que se puede apreciar una línea más deportiva y provocadora, pero al mismo tiempo una adaptación mejorada enfocada en la comodidad de los usuarios.

El motor único de la TMAX, con cilindros muy inclinados, permite combustiones acompasadas, y su anclaje rígido aumenta la estabilidad. La combinación ideal para los amantes de la velocidad que no quieren renunciar a la comodidad absoluta, el equilibrio y la seguridad.

La nueva TMAX posee una pantalla TFT de 7” a color, que no solo ofrece información sobre los diferentes parámetros de lo moto, también permite al usuario conectarse al Smartphone, para realizar llamadas telefónicas, o escuchar música. Un scooter más que preparada para la era tecnológica, que además ha incorporado una entrada de aire en la parte central para reducir el rebufo a alta velocidad y permitir reducir el ruido.

El teléfono se puede guardar en una guantera lateral, que además tiene toma de carga USB, la cual se puede usar como puerto de conexión, además de los USB o Wifi incorporados.

Como todas sus versiones anteriores, la nueva TMAX cuenta con dos versiones: la versión estándar a 13.299€, y la versión Tech Max a 15.499€, esta última versión, la mejorada, dispone de regulación eléctrica, incluye puños y asientos térmicos, control de velocidad, y ajuste de la precarga del amortiguador trasero, además de los interruptores retroiluminados de serie. Ambos modelos se pueden adquirir a través de la financiación You Easy Go de Yamaha, mediante la cual tras 3 años de uso de la moto, el usuario puede optar a cambiarla por un nuevo modelo.

Un scooter que definitivamente ha cambiado el concepto que se tenía de este tipo de motos, a base de mejorar y adaptar sus funciones, estética y conducción a las demandas y preferencias de sus cientos de miles de usuarios que han confiado en esta joya de la corona que Yamaha presentó por primera vez en 2001.