La implementación de peajes en las carreteras españolas se ha adelantado para el 2023, estableciendo el pago obligatorio para circular por determinadas vías a nivel nacional. Además de sorprender a un gran número de conductores por su imprevisto adelanto, es indudable que la medida traerá consigo un mayor gasto para los viajeros frecuentes.

Inicialmente, el proyecto de implantación de peajes estaba previsto para el año 2024, ya que el gobierno tenía otras iniciativas de mayor relevancia sobre la mesa. Sin embargo, los planes de cobro por circular en diversas carreteras en España han sido retomados, destacándose importantes cambios como su adelanto al 2023.

¿Cuáles serán los peajes vigentes para el 2023?

En el marco de las negociaciones de los fondos europeos de recuperación, el gobierno nacional se comprometió con la UE a implementar un nuevo sistema de pago por el uso de las carreteras. Aunque el plan se aplicará masivamente a partir del 2024, las autoridades anunciaron que se adelantará la implementación de peajes  en un pequeño porcentaje de vías durante el 2023. 

La medida se concentra principalmente en el País Vasco, Comunidad Autónoma en donde se comenzará a cobrar peaje en los siguientes tramos de sus carreteras: 

Bilbao y la frontera con Cantabria

Entre Bilbao y la frontera con Cantabria, específicamente entre Basurto y El Haya, se implementará un peaje de 19,72 kilómetros de la A-8. 

Basauri y la muga con Álava

En la carretera BI-625 que se encuentra entre Basauri y la muga con Álava (Llodio) se cobrará por el tránsito de 14,75 kilómetros.

Corredor del Txorierri

Para el 2023 se comenzarán a cobrar 20,18 kilómetros correspondientes al Corredor del Txorierri, entre Rontegi y Erletxes. 

Desde El Gallo hasta Ubidea

Otro de los segmentos de carretera donde se cobrará serán los 32,72 kilómetros de la N-240 que van desde El Gallo hasta la Ubidea. 

Dugongo y la muga

Entre Durango y la muga con Gipuzkoa se implementará un peaje por 14,37 kilómetros de la N-636.

Estas serán las vías que a partir del 2023 implementarán formalmente los peajes para el cobro a los conductores según el kilometraje recorrido. Para muchos, esta medida será un incentivo para el uso de vías secundarias y alternas, elevando los riesgos de accidentes de tráfico.