Más de 200 "coronamakers" malagueños abastecen a los hospitales

-
rmados con sus propias impresoras 3D y bajo una coordinación titánica, los coronamakers malagueños se afanan en producir viseras de acetato, una pieza clave en los Equipos de Protección Individual de los sanitarios (EPI) durante su labor en los centros hospitalarios. En el primer fin de semana ya han repartido hasta 350 viseras.