29 de julio de 2008
29.07.2008
sierra de yeguas

El alcalde se defiende entre lágrimas: "Únicamente soy culpable de haber engañado a mi mujer"

29.07.2008 | 14:18
Apoyo. La esposa del alcalde, Ana Jiménez, y su hija, María del Carmen, visiblemente emocionadas durante la comparecencia

El alcalde, Rafael Sánchez, ratifica su inocencia y habla de un "complot político" que busca quitarle la alcaldía. Pide amparo al comité de derechos del PP para paralizar su expulsión. Durante su declaración pública no pudo contener las lágrimas

Con gesto desconcertado por la presencia de los medios de comunicación que le esperaban en el salón de plenos del Ayuntamiento de Sierra de Yeguas, y lágrimas contenidas cada vez que hacía alusión a algún miembro de su familia, el todavía regidor del pueblo, Rafael Sánchez Lavado, ratificó ayer su inocencia. "Sólo soy culpable de haber engañado a mi mujer y a mi familia y de querer hacer las cosas en el Ayuntamiento conforme a la legalidad".

Así de rotundo se mostró ayer Sánchez Lavado, después de haber sido denunciado por su compañera de partido y teniente de alcalde en la corporación municipal, Josefa Torres, de delitos "tan graves" como acoso sexual y laboral y violación consumada, entre muchos otros.

La comparecencia del regidor se planteó como una rueda de prensa sin preguntas en la que el regidor, además de ratificar que no dejará su puesto en la alcaldía -a pesar de estar de baja por ansiedad en estos momentos-, argumentó punto por punto su "inocencia" a través de la lectura de un comunicado.

Asimismo, detalló que ha procedido a denunciar por amenazas, injurias y calumnias tanto a Josefa Torres, a su hermana, María del Carmen Torres, y a el marido de esta última, José Francisco Mejías, por divulgar "de manera intencionada" conversaciones grabadas que según detalló Sánchez pertenecen a la vida privada de ambos tras haber mantenido una relación de siete años.

"Pepi usaba el Ayuntamiento como si fuera suyo y en el momento en que empecé a recriminarle ciertas actitudes por no considerarlas procedentes ha ido a hundirme. Quería la alcaldía, me lo dijo en un momento de ofuscación", dijo Sánchez, quien aprovechó la ocasión para criticar la actitud del presidente provincial del PP, Joaquín Ramírez, por condenarlo públicamente sin que todavía un juez haya admitido a trámite la denuncia.

En este sentido, Sánchez Lavado ha solicitado amparo al Comité Nacional de Derechos y Garantías del PP a nivel regional y nacional para que paralicen su expediente de expulsión. Hace una semana Ramírez detalló que Sánchez "ya no pertenecía al PP". Sin embargo, según el abogado del regidor, no cuentan con notificación escrita al respecto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine