30 de marzo de 2010
30.03.2010
Urbanismo

El alcalde de Ronda estudia expropiar la Casa del Rey Moro

La defensa del empresario alemán
ha presentado una denuncia por detención ilegal, daños y coacciones

30.03.2010 | 02:44
En el tejado. La Policía Local detuvo al empresario alemán.

El alcalde de Ronda, Antonio Marín Lara (antes andalucista y ahora socialista), informó ayer de que el Ayuntamiento estudia expropiar la Casa del Rey Moro tras el incidente del sábado, en que un empresario alemán colocó pancartas en las fachadas de este palacete del siglo XIII para protestar por la demora en las autorizaciones para construir un hotel de cinco estrellas en el histórico inmueble.
El regidor señaló que el problema reside en la situación de deterioro que sufre el monumento, catalogado como Bien de Interés Cultural, lo que ha provocado que el Consistorio enviase varios requerimientos a su propietario para que proceda a la reparación. "Ya no le vamos a dejar pasar ni una. Ahora sí que le vamos a exigir que arregle la Casa del Rey Moro", dijo el regidor.
El alcalde apuntó que la expropiación es la única vía que le queda para tratar de evitar la desaparición del inmueble: "No puedo permitir que se me derrumbe un monumento".
Marín Lara negó a los periodistas que el pasado sábado diera ninguna orden para retirar las pancartas que colocó el empresario alemán Jhoen Knie en la torre de Casa del Rey Moro, que terminaron con su detención y con la retirada de las mismas por parte de efectivos de la Policía Local.
No obstante, sí respaldó la actuación del delegado municipal de Seguridad, Rafael Lara, y de los responsables de la Policía Local. "El empresario ofreció resistencia con palos y con amenazas, y la policía tuvo que actuar", dijo Marín.
Sobre los retrasos que se están produciendo en la concesión de los permisos para la construcción del hotel, el alcalde acusó al empresario de ser el único responsable. "Si hubiese hecho las cosas bien no le habría pasado nada", al tiempo que aseguró que el empresario "presentó un proyecto que parece un ovni", lo que provoca que Cultura no autorice el proyecto.
Por su parte, la defensa del empresario ha presentado una denuncia en la Comisaría porque considera que podrían haberse cometido delitos de detención ilegal, daños y coacciones.
El Ayuntamiento y la Jefatura de la Policía Local de Ronda argumentan que no era necesaria una orden judicial para que los agentes entraran en el palacio, al no existir ningún domicilio conocido en el inmueble y ser un lugar de acceso público con pago de entrada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp