08 de julio de 2010
08.07.2010
Cursos de verano

"La fusión de Unicaja y Cajasol es necesaria para Andalucía"

El consejero delegado de Analistas Económicos de Andalucía, Francisco Villalba, apuesta por "potenciar el sistema financiero"

07.07.2010 | 18:38

El consejero delegado de Analistas Económicos de Andalucía, Francisco Villalba, consideró "necesaria" la posible fusión entre Unicaja y Cajasol para potenciar el sistema financiero andaluz. "En términos generales, creo que la política de fusión es una de las líneas de actuación que hay que acometer como parte de una línea de reforma", manifestó.

Asimismo, Villalba señaló hoy, en el curso de la Universidad de Málaga (UMA) 'Crisis: un análisis global', celebrado en el municipio malagueño de Ronda, que el proceso de recuperación económica será "largo y doloroso". Además, añadió que "la crisis tenemos que resolverla entre todos", en referencia a las familias, las empresas y las administraciones públicas.

Además, apuntó que "lo más urgente" en este momento es la solución a la crisis financiera, como obstáculo al acceso al crédito para las empresas. En este sentido, señaló que "si no hay crédito no hay inversión, si no hay inversión no hay empleo, y si no hay empleo habrá menos crédito". Por tanto, añadió que "romper ese círculo vicioso es básico y fundamental".

Respecto a las políticas fiscales, manifestó tanto las necesidades de ayuda como las dificultades que tiene el sector público para ayudar a los distintos sectores económicos, debido a la reducción de la recaudación, a la necesidad de cobertura de las políticas sociales, al elevado endeudamiento público, así como a la necesidad de reconstruir el déficit, el cual, pasó de 150 por ciento en 2003 al 225 por ciento en 2009.

Así, estimó que la economía española experimentará un ligero incremento el próximo año, a la vez que apuntó que, según las estimaciones de los estudios de Unicaja, "hasta el año 2014 no recuperaríamos la situación que teníamos en el año 2008".

"Estamos en una situación complicada en la que el crecimiento económico se está resintiendo gravemente", anunció Villalba, quien advirtió que "la mejora de nuestra competitividad constituye la clave para salir de la crisis en la que nos encontramos", y apuntó a la necesidad de llevar a cabo unas líneas de actuación para afrontar el futuro "con ciertas garantías".

Durante su discurso, analizó los principales problemas de España que, según manifestó, pasan por una caída de la competitividad, provocada por una baja productividad" y que, a su vez, cuenta con "serias rigideces en el mercado de trabajo, un alto endeudamiento en el exterior y una imposibilidad de utilizar nuestro tradicional mecanismo de ajuste".

Al mismo tiempo, añadió que "tenemos un sector financiero en reconversión y una crisis inmobiliaria que aún está sin resolver". Por este motivo, los diferenciales de la situación actual respecto al potencial de crecimiento español sitúan al Producto Interior Bruto (PIB), al déficit público y al paro "en una situación peor que la de los restantes países del entorno", manifestó.

Financiación

Por su parte, el ex secretario de Estado de Economía y director del centro PWC y del Instituto de Empresa del Sector Financiero, Luis de Guindos, indicó que el principal problema de la economía española a corto plazo es que, en estos momentos, tiene cerrado casi todas las fuentes de financiación tanto para el sector público y privado.

En este sentido, manifestó que España tiene un problema de financiación externa "importante" dado que "estamos muy endeudados y con muchísima dependencia de los mercados internacionales". Asimismo, manifestó que si los mercados están cerrados "podemos tener un problema gordo y un ajuste muy intenso de la economía española".

A su vez, consideró "básico" que en las próximas semanas la economía empiece a generar credibilidad, la cual, según precisó, "se deriva de la credibilidad de la política económica". No obstante, aseguró que existe "una recuperación en curso menos intensa hoy que hace seis meses".

Por último, hizo hincapié en que uno de los síntomas fundamentales del ajuste y de la crisis en España es la tasa de ahorro de las familias, que se incrementó desde el 11 por ciento del primer trimestre de 2008 al 19 por ciento de 2009. En este sentido, manifestó que se trata de un movimiento "natural".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine