19 de septiembre de 2011
19.09.2011
"Es necesario un relevo"

Dimite el alcalde de Cártama, José Garrido

El exalcalde mantendrá su acta de concejal y su puesto como diputado provincial en el grupo socialista

19.09.2011 | 15:43
El próximo alcale, Jorge, Gallardo, José Garido, y el socio del gobierno, José Escalona.

El alcalde de Cártama, José Garrido, anunció ayer que presentará su dimisión en un pleno que se celebrará el próximo jueves. El regidor socialista renuncia a su cargo después de ocho años al frente del Ayuntamiento de Cártama, más los meses de la actual legislatura. No obstante, mantendrá su acta de concejal en el Consistorio cartameño y seguirá con su cargo como diputado provincial en la oposición.

El motivo de esta decisión, según manifestó ayer Garrido, ha sido la necesidad de un relevo generacional, dando paso así al primer teniente de alcalde y concejal de Urbanismo, Jorge Gallardo. «Sopesando todos los factores y habiendo consultado en el ámbito político y personal, he considerado necesario propiciar un relevo en la alcaldía», indicó.

Acompañado por todos los concejales del gobierno, el alcalde reconoció que ha sido «una decisión muy meditada durante los últimos meses y que cuenta con el apoyo de todo su equipo».

El alcalde ha considerado adecuado este momento en vez de hace unos meses –cuando se presentó a las elecciones municipales– para garantizar la estabilidad de gobierno en el Ayuntamiento, pues el Partido Socialista tuvo que negociar con el grupo independiente tras los resultados electorales para tener mayoría en la corporación. «Nunca habría dado un paso como éste sin consulta previa y sin consenso», reconoció.

El próximo alcalde tomará su nuevo cargo en el pleno que se celebrará el jueves 29 de septiembre «y tendrá todo mi respaldo y confianza, y tengo la absoluta certeza de que sabrá cumplir los compromisos que asumimos en mayo», declaró Garrido.

El alcalde dimisionario se mostró satisfecho con los proyectos desarrollados en Cártama durante sus años al frente de la alcaldía y por crear un equipo consolidado. «El equipo de gobierno ha conseguido transformar Cártama con proyectos como la ciudad deportiva, el hospital comarcal, el teatro, la travesía entre Cártama y la Estación, la escuela de tenis de mesa, el tanatorio, la eliminación de la fábrica del peste, la nueva carretera de El Sexmo o la primera guardería».

Por su parte, el próximo alcalde de Cártama, Jorge Gallardo, mostró su agradecimiento a su antecesor y al resto de compañeros del equipo de gobierno por el apoyo y la confianza depositada en él para ser investido como nuevo regidor municipal.

Igualmente, el socio de gobierno del grupo independiente de Cártama, José Escalona, declaró que el acuerdo establecido entre los dos partidos que gobiernan en Cártama seguirá adelante y que la agrupación política que preside también apoyará al nuevo regidor, igual que lo ha hecho con José Garrido.

Lo que todavía queda por determinar son las modificaciones que se harán en las delegaciones y competencias que ostentará tanto el nuevo alcalde como el saliente y que se darán a conocer en breve.


Uno de los socialistas más votados

El alcalde de Cártama que ahora presenta su dimisión, José Garrido Mancera, fue uno de los candidatos socialistas más votados en las últimas elecciones municipales en la comarca del Guadalhorce y la provincia de Málaga. El regidor cartameño llegó a la alcaldía de su localidad hace dos legislaturas desbancando a un gobierno en coalición entre el Partido Popular encabezado por Leonor García Agua, y un grupo independiente del municipio que gobernó a medias durante cuatro años.

Después de obtener dos mayorías absolutas seguidas en 2003 y 2007, en las últimas elecciones municipales, José Garrido fue el candidato del Partido Socialista de la comarca del Guadalhorce que mejor aguantó la conquista del Partido Popular en la mayoría de los municipios de la zona, aunque perdiendo el apoyo mayoritario. En concreto, José Garrido recibió el 43,38 por ciento del apoyo de los votantes cartameños, con 4.155 votos y diez concejales.

En la oposición quedó el Partido Popular, con nueve ediles, e Izquierda Unida y la Candidatura Progresista Independiente de Cártama, con un representante cada uno. A partir de esto, el regidor municipal negoció un gobierno con los grupos minoritarios de izquierdas y cerró el pacto con el colectivo independiente para consolidar la gestión de la Administración local. Después de conocer el resultado, el candidato socialista consideró su victoria como la recompensa por el trabajo desarrollado por el equipo de gobierno del Ayuntamiento los años anteriores, una labor que los electores cartameños habían sabido valorar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook