08 de marzo de 2012
08.03.2012
Tribunales

La Fiscalía General reabrió el caso de Marín Lara un mes después de su marcha al PSOE

El exalcalde de Ronda dejó el PA en junio de 2009 y el fiscal General del Estado ordenó retomar la investigación en julio

08.03.2012 | 06:00
Antonio Marín Lara, exalcalde de Ronda, poco después de declarar ante la juez instructora.

El viernes 12 de junio de 2009, La Opinión de Málaga llevaba una información titulada: «Marín y sus ediles del PA consuman su pase al PSOE». Una foto a cuatro columnas inmortalizaba el apretón de manos entre el secretario provincial socialista, Miguel Ángel Heredia, y el entonces alcalde de Ronda, Antonio Marín Lara, tras semanas de negociaciones. Sin embargo, y sin que ninguno de ellos lo supiera, esa instantánea se convirtió un mes después en el símbolo de lo que pudo ser y no fue, cuando la Fiscalía General del Estado ordenó reabrir una investigación contra el regidor serrano que acabaría precipitando su detención, y otros seis arrestos, en septiembre de 2011, según consta en el sumario del caso Acinipio al que tuvo acceso este periódico.

En cualquier caso, en este proceso se vuelve a dar la teoría de vasos comunicantes, puesto que esa investigación corrió paralela a otra, y, en un principio, la Fiscalía Provincial la archivó hasta que un nuevo informe dio aliento al proceso.

La Fiscalía Anticorrupción interpuso la denuncia inicial del caso Acinipo, que consta de 24 folios, el 23 de abril de 2010 en el juzgado decano de Ronda, como consecuencia de una investigación realizada por el ministerio público. Esa primera causa se incoó el 7 de mayo de 2009 tras la llegada de ciertas informaciones a la Policía Judicial de Ronda. El Grupo II de Blanqueo se dedicó a perseguir esa supuesta ilegalidad.

Por otro lado, el 7 de abril de 2008 se incoaron otras diligencias de investigación de la Fiscalía de Málaga a raíz de una denuncia de la Asociación de la Pequeña y Mediana Empresa de Ronda (Apymer) «sobre posibles irregularidades en la operación de permuta de los terrenos del antiguo recinto ferial de Ronda y en un convenio urbanístico entre el Consistorio» y dos sociedades. Esta causa se archivó por decreto del entonces fiscal jefe, Manuel Villén, el 5 de septiembre de 2008.

Por tanto, ésta fue la primera causa en el tiempo, seguida de la abierta a instancias de la Policía Judicial; su unión, finalmente, sustentó la denuncia de la Fiscalía. En el caso de los terrenos del antiguo recinto ferial, las diligencias de investigación se reabrieron «en julio de 2009, previa autorización y prórroga de la Fiscalía General del Estado», es decir, apenas un mes después del cálido apretón de manos de Heredia a Marín Lara. El motivo fue un informe del Servicio Ejecutivo de Prevención del Blanqueo de Capitales (Sepblac) que alertaba de «la rápida y sospechosa revalorización de los terrenos objeto de la mencionada permuta».

Andando el tiempo, el fiscal general del Estado decretó que la Fiscalía Anticorrupción asumiera el que luego se conocería como caso Acinipo el 22 de marzo de 2010.

Entre otros, y una vez que la juez instructora Judith Saiz ha ordenado el levantamiento parcial del secreto de sumario para las partes, la denuncia relata pormenorizadamente la permuta de los terrenos de la feria y el posterior convenio que firma el Consistorio con dos empresas. El fiscal destaca en su escrito «la enorme revalorización que tras la firma del convenio experimentaron los terrenos, cuyo valor se multiplica por diez en pocos meses», lo que reflejó el Sepblac. Incluso habla Anticorrupción de «una deliberada infravaloración de terrenos y aprovechamientos urbanísticos en claro perjuicio para los intereses de Ronda». Pese a ello, la entidad que rubricó el convenio pudo obtener plusvalías de 10 millones de euros, «además de hacerse, sin el preceptivo concurso, con una obra pública de importe superior a tres millones», siempre según la tesis acusatoria.

También se habla, entre otros asuntos, de presuntas irregularidades en torno a uno de los parking más céntricos de Ronda, en cuya contratación, precisa Anticorrupción, «pudo existir información privilegiada».

Marín Lara: «Siempre he estado al límite del bien, nunca al límite del mal»
El exalcalde de Ronda Antonio Marín Lara sigue defendiendo a capa y espada su inocencia y aseguró, en declaraciones a este periódico: «Siempre he estado al límite del bien, nunca al límite del mal». Entre otras cosas, asevera que la investigación sobre la operación de los antiguos terrenos feriales de Ronda fue archivada por la Fiscalía, y reabierta meses después; y recordó que ya ha logrado el archivo de en torno a ochenta causas, entre ellas la relativa a la macrourbanización de Los Merinos.

«Siempre he ganado los casos», precisó, y se reiteró en su intención de ayudar tanto a la unidad policial que investiga el caso, la Udyco, como a la Fiscalía Anticorrupción: «No tengo nada en contra de nadie». El PP, recalcó, también se ha portado con elegancia en relación al difícil trance que pasa este político, detenido en septiembre de 2011 por su presunta implicación en esta trama. Defiende que no ha habido un incremento patrimonial ni se le ha encontrado dinero. De hecho, insistió en que su tranquilidad estriba, precisamente, en que la policía se llevó los papeles del Ayuntamiento de Ronda. Él, dijo, no tiene nada que ocultar. «Estoy completamente tranquilo, mi conciencia está en calma, se lo puedo asegurar», recalcó el exalcalde rondeño.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine