18 de marzo de 2012
18.03.2012
Ronda

El caso Acinipo investiga el intercambio de favores para construir el colector sur

Tratan de esclarecer si el Ayuntamiento alcanzó un acuerdo con propietarios de fincas del paraje de la Hoya del Tajo

18.03.2012 | 06:00
El exalcalde de Ronda, Antonio María Marín Lara, tras su puesta en libertad con cargos.

En la investigación del denominado caso Acinipo se recogen dos casos en los que el Ayuntamiento de Ronda presuntamente alcanzó un presunto acuerdo directo con propietarios de fincas situadas en el paraje denominado como la Hoya del Tajo, con protección integral, en las que se autorizó la ejecución de las obras correspondientes al colector sur por terrenos de su propiedad y a cambio de que el Ayuntamiento diese viabilidad a la ejecución de obras de diferentes tipos en sus terrenos. Posteriormente el Consistorio inició una serie de procedimientos sancionadores contra esos propietarios por infracción urbanística, aunque la policía afirma que se desconoce si esas sanciones llegaron a abonarse al Negociado de Recaudación del Ayuntamiento.

En el primero de los casos se concedió autorización al propietario para ejecutar las obras del colector sur «y el Consistorio daría viabilidad a la construcción de una nave agrícola». En el segundo asunto, conocido como Las Cuadras, se afirma que el Ayuntamiento a cambio consideraría positivamente la solicitud de construcción de unas cuadras de caballos.

Ambos casos, junto a otros, fueron denunciados por la Asociación Silvema Serranía de Ronda, incoándose con posterioridad procedimientos judiciales en los Juzgados de Ronda. Según la policía resulta llamativo que mediante un contrato privado se comprometiese la indisponibilidad de las potestades administrativas, ya que la potestad de planeamiento y la potestad reglamentaria son indispensables e irrenunciables por vía contractual, no pudiendo supeditarse a los intereses de un particular. Por una parte, se realizaron obras de carácter público que posiblemente tendrían que estar adscritas a los Sistemas Generales y haber obtenido los terrenos correspondientes mediante procedimientos de expropiación o por cesión gratuita, en caso de estar previsto en el desarrollo del planeamiento, y por otra, se compromete la potestad reglamentaria de una Administración local, como es la concesión de licencia de obras en un marco contractual.

Un convenio urbanístico firmado en agosto de 2006 entre el alcalde y Los Merinos, macroproyecto urbanístico a las afueras de la ciudad, comprometía al Ayuntamiento para la «utilización de aguas depuradoras procedentes de la depuradora de Ronda para el riego de los campos de golf y zonas verdes del proyecto». Según la investigación del caso, este acuerdo podría tener su justificación por los problemas con los organismos autonómicos correspondientes de los promotores inmobiliarios a la hora de garantizar el abastecimiento de agua en el proyecto y sobre todo, para el riego de los campos de golf.

Existe un plano fechado en noviembre de 2006 en el que se expone el trazado de conexión de la antigua con la nueva EDAR (Estación Depuradora de Aguas Residuales), que atraviesa La Hoya del Tajo.

El caso Acinipo saltó a la palestra el 27 de septiembre y se saldó con las detenciones y la posterior puesta en libertad con cargos de cuatro integrantes del anterior equipo de gobierno rondeño: el alcalde, Antonio María Marín Lara; el primer teniente de alcalde, Francisco Cañestro; y los concejales de Seguridad y Urbanismo, Rafael Lara y María José Martín de Haro, respectivamente, acusados de prevaricación, cohecho, malversación de caudales públicos, blanqueo de capitales y tráfico de influencias. Tres personas más prestaron declaración en Ronda, Valencia y Madrid y quedaron en libertad provisional con cargos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine