06 de julio de 2013
06.07.2013
Contrato municipal de suministro eléctrico

Cártama arremete contra Endesa por el bloqueo del hospital y estudia rescindir sus contratos

La compañía afirma que las mejoras en la red le corresponden al promotor, por ley, y sabían el coste desde el principio

06.07.2013 | 05:00
Imagen del hospital del Guadalhorce, que sigue cerrado ocho años después de iniciarse las obras.

El Ayuntamiento de Cártama está estudiando la posibilidad de modificar los contratos municipales de suministro eléctrico que mantiene con Endesa, empresa a la que corresponsabiliza (junto a la Junta de Andalucía) de que no se haya abierto aún el hospital del Guadalhorce a pesar de que las obras de construcción terminaron hace más de un año.

En un comunicado emitido ayer, el alcalde de Cártama, Jorge Gallardo, afirma que Endesa «exige dos millones de euros para dar suministro al hospital, coste que esta empresa argumenta que derivan de la necesidad de ampliación de la subestación de Villafranco del Guadalhorce y de la instalación del tendido eléctrico hasta la ubicación del hospital».

El regidor asegura que «Endesa quiere utilizar la necesidad de la apertura del hospital para beneficiarse a costa de las administraciones públicas, para mejorar sus instalaciones y sus equipamientos necesarios para los futuros desarrollos de la comarca del Guadalhorce».

A su juicio, la empresa eléctrica «quiere aprovecharse de las administraciones públicas para ahorrarse el coste de los dos millones de euros de estas actuaciones, cuando realmente no están diseñadas únicamente para dar suministro al propio hospital como quieren hacernos creer».

Gallardo afirma que hace nada menos que ocho años, cuando el Ayuntamiento de Cártama, la Diputación Provincial de Málaga y la Consejería de Salud firmaron el convenio para la construcción del centro hospitalario, en 2005, las obras para la dotación de suministro eléctrico fueron tasadas aproximadamente en unos 300.00 euros. Un coste que, ha asegurado, «sí asumiría el ente municipal de haberse mantenido hasta la fecha».

En este sentido, el regidor afirma que, de manera incomprensible, Endesa ha aumentado el coste para la dotación de suministro eléctrico del hospital pero el Ayuntamiento no puede asumir los dos millones de euros estipulados, después de poner el suelo necesario para la construcción del hospital y acometer las obras de suministro y depuración de aguas.

En este punto, el Consistorio cartameño achaca a la compañía eléctrica que no aporte ninguna solución para agilizar la apertura del hospital, por lo que el Ayuntamiento ha decidido sumarse a las protestas de la Plataforma Pro-Hospital del Guadalhorce, que ayer convocó a todos los vecinos empresas e instituciones de la comarca a un apagón simbólico de cinco minutos, de 22 a 22.05 horas, que se repetirá todos los viernes hasta el mes de septiembre.

El Consistorio acusa a Endesa de falta de sensibilidad hacia la sanidad en la comarca del Guadalhorce y de poco interés por ofrecer una solución al problema. Por ello, el Ayuntamiento de Cártama advierte que, de no ofrecerse ninguna solución viable y lógica por parte de la compañía eléctrica para dotar de suministro eléctrico al hospital, «llevaremos a cabo la modificación de todos y cada uno de los contratos municipales de suministro eléctrico del Ayuntamiento por otras entidades comercializadoras de energía, e instaremos a que esta medida se haga extensible entre vecinos y otros ayuntamientos» de la comarca.

Respuesta de Endesa. Por su parte, la compañía Endesa afirmó ayer que «desde un primer momento, tanto la Junta de Andalucía como el Ayuntamiento de Cártama sabían que para poner en marcha el hospital hace falta ampliar la subestación de Villafranco del Guadalhorce y una nueva línea de servicio hasta el hospital, con un coste estimado de más de dos millones de euros porque no estamos hablando de prestar servicio a un bloque de viviendas sino de algo mucho más complejo».

Endesa afirma que han ofrecido la posibilidad de prestar un servicio de manera provisional para que se puedan poner en marcha algunas áreas del hospital, «pero para abrir el centro completo es necesario ampliar la subestación eléctrica y acometer obras por valor de más de dos millones de euros, como saben todas las administraciones desde un principio, otra cosa distinta es que ahora en época de crisis no tengan los recursos necesarios para hacer frente a estas obras pero eso es un problema que tienen que resolver entre la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Cártama, en vez de intentar trasladarnos el problema a nosotros».

«Si quieren contratar el servicio con otro operador de energía son libres de hacerlo, están en su derecho, como cualquier otro consumidor», afirma Endesa, que insiste en que las obras de ampliación de la subestación y de la línea eléctrica debe sufragarla el promotor de las obras porque así lo recoge el real decreto 1995/2000 del Ministerio de Industria que establece que las conducciones necesarias para abrir una nueva infraestructura correrán a cargo del promotor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook