11 de septiembre de 2016
11.09.2016
Fiesta

La mejor cosecha de Alozaina

El redactor jefe y articulista de La Opinión de Málaga José María de Loma pronunció el pregón de una fiesta en la que no faltaron las degustaciones de aceitunas y las manifestaciones folclóricas

11.09.2016 | 00:51

Antes de que el próximo jueves comience el verdeo, la aceituna de mesa es venerada durante este fin de semana y hasta mañana lunes por pecheros y visitantes en el pueblo con mayor producción de Málaga de esta fruta: Alozaina. Mañana por la tarde las llamadas María sacan en procesión a su virgen.

Las verdes de Alozaina no faltan en la gastronomía malagueña, tampoco en ningún cocktail Martini Dry y en ningún aperitivo en cualquier momento del año.

Las Aloreñas son el sostén económico de los pecheros, motivo de orgullo y también emblema del pueblo, motivo por los que estos días se celebra una fiesta hasta mañana lunes.

Como es de costumbre, ayer se celebró en la plaza del pueblo el desayuno pechero –de pan y aceite– con una gran acogida de público. Una vez alcanzado el mediodía llegó la degustación de las primeras aceitunas aliñadas al estilo pechero, contribución de las empresas Copusan, Acenal y Aceitunas Lima.

Igualmente los asistentes pudieron degustar de forma gratuita chacinas elaboradas en el municipio por las carnicerías Antonio Navarro, Antonio Bellido y Carnicería Molino.

El redactor jefe y articulista de La Opinión de Málaga José María de Loma fue el pregonero de la fiesta.

De Loma elogió la «aceituna, que no puede faltar en mesa decente, ni en apetito sano, ni en familia que se precie, ni en paladar exigente» y apeló al salvavidas que es y fue desde hace miles de años en el sustento andaluz.

José María de Loma con su particular poética destacó que a la fruta del olivo «la apreciaron, lo mismo que al olivo, árbol milenario, los fenicios, romanos, árabes y hasta las tribus más partidarias de pasarse la vida dándose garrotazos. Que digo yo que si hubieran comido aceitunas y tomado aceite se habrían dado menos palos», dijo el periodista, que reivindicó el aceite como sinónimo absoluto de civilización.

Tras el pregón, la cooperativa Copusan, que engloba a más de trecientos socios, concedió la Aceituna de Oro y se eligió a la reina de la aceituna por sus méritos en la actividad agrícola. De igual modo se entregaron los premios del olivarero del año al vecino Antonio Gómez Sedeño; se distinguió a la marca Sabor a Málaga, por su investigación y promoción del producto; y a Alonso Navarro Chaves por su trabajo en un cultivo y manejo sostenible del olivar.

Durante toda la jornada el ambiente festivo no paró de reinar con música en vivo, artesanos, exposiciones e incluso un concierto de la banda veterana de la provincia, la de Alozaina.

Hoy domingo continúa el homenaje a la aceituna y mañana concluirán los actos programados con la procesión de la Virgen María, al que está dedicada la feria, acompañada especialmente por todas las mujeres que llevan su mismo nombre por las calles de la localidad. «Esta Feria es el punto de partida de la campaña de recogida de la aceituna y el fin del la época estival. Una actividad agrícola que es el motor económico social del pueblo. Un escaparate para que conozcan el municipio, a la aceituna y a otros muchos más productos que el pueblo desarrolla a lo largo del año», presume el alcalde Antonio Pérez.

Verdeo

Alozaina es el pueblo con mayor producción de Aloreña de Málaga, una aceituna con denominación de origen protegida por su alta calidad y sus sobresalientes propiedades. La campaña de recolección o verdeo se inicia el próximo 15 de septiembre convirtiéndose de esta forma en el primer pueblo de España que comienza la actividad.

Las condiciones climáticas favorecen su pronta maduración y su naturaleza con respecto a otras variedades de aceitunas.

Antonio Dueñas, presidente de Copusan destaca que este año «la falta de lluvia esta deteriorando mucho el olivo. Y aunque mantiene la calidad no se espera una campaña parecida a la del año pasado, si no llueve».

El verdeo se extenderá durante cinco semanas y se prevé que se cosechen 1.500.000 kilos de Aloreña «medio millón menos que el pasado año debido a la persistente sequía», explica Dueñas.

Copusan, según su presidente, lo tiene todo vendido y precisa que «si la cooperativa tuviese más capacidad podríamos vender aún más». Esta cooperativa que comercializa el producto a granel para otras firmas también lo hace bajo las marcas Copusan y Acoal, con diferentes aliños en sus variedades partidas y enteras.

La sociedad tiene previsto el traslado y la ampliación y de sus instalaciones para el próximo año, un proyecto que tiene como objetivo creer en ventas y en infraestructura apuntó su presidente.

Esta cooperativa comercializará este año por primera vez el producto pechero en Estados Unidos, en botes de cristal, tal y como exige la normativa americana.

@Josemisepul

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine