19 de diciembre de 2016
19.12.2016
Tribunales

Diez meses por dejar a su hijo acostado y marcharse a un bar

Ocurrió en Campillos - El niño, de diez años, se dirigió a casa de su madre muy asustado

19.12.2016 | 13:37

La Audiencia Provincial de Málaga ha condenado a diez meses de prisión y a la pérdida de la patria potestad durante cuatro años a un hombre que dejó una noche de mayo de este año a su hijo, de tan solo diez años, durmiendo solo en casa en Campillos y se fue a un bar de Almargen, a 17 kilómetros.

Según consta en el apartado de hechos probados de la sentencia, el acusado se encontraba ejerciendo la custodia sobre su hijo menor de edad, de sólo diez años, el sábado 14 de mayo de 2016, "dado que le correspondía estar en compañía del mismo, en cumplimiento del convenio regulador suscrito entre él y su expareja".

Así, sobre la medianoche, el acusado "dejó acostado al menor en su domicilio, en Campillos, y dejándolo solo, se fue hasta un pueblo cercano llamado Almargen".

Media hora después, el menor se despertó y, al encontrarse solo, se asustó y, en plena noche de marchó de la casa, dirigiéndose hasta el domicilio de su madre, ubicado en otra calle de Campillos. Tuvo que atravesar la carretera y varias calles para llegar allí, mostrando síntomas de ansiedad y estando muy asustado, consideran los jueces.

El acusado no se percató de la ausencia del menor hasta el día siguiente hasta las 12.45 horas de la mañana. Ha sido sentenciado por un delito de abandono temporal de menor.

Su defensa apeló ante este fallo, que ahora ha confirmado la Audiencia Provincial. En el recurso, el letrado explica que el procesado fue a ayudar a sus amigos en un bar. También rechaza la sala que dejara a su actual pareja a cuidado del niño.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine