27 de febrero de 2017
27.02.2017

Unos 8.000 visitantes degustarán en El Burgo la sopa de los siete ramales

Esta celebración de carácter gastronómico coincide con la festividad autonómica del 28 de febrero

27.02.2017 | 02:28
Jacobo Florido, junto al alcalde, José Joaquín García.

­Unas 8.000 personas está previsto que visiten El Burgo para poder degustar la sopa de los siete ramales. Esta tradicional celebración gastronómica coincide con la festividad autonómica del 28 de febrero. Así lo remarcó el diputado provincial de Desarrollo Económico y Productivo, Jacobo Florido, que presentó la fiesta en compañía del alcalde de la localidad, José Joaquín García.

La celebración está declarada como Fiesta de Singularidad Turística de la Provincia. Florido expresó que la sopa de los siete ramales se ha convertido en un «plato emblemático del municipio, adaptándose con el paso del tiempo, aunque manteniendo su esencia basada siempre en los productos de la tierra».

Este manjar que servía de alimento a los campesinos, ya que en el pasado era considerado «comida de pobres, es un claro ejemplo de dieta mediterránea, al estar elaborado con los siguientes siete productos: pan cateto, ajo, patata, tomate, pimiento, espárragos y huevo. Además, los vecinos de El Burgo conservan la tradición que dice que esta sopa campera sabrá mejor si se degusta en un «dornillo, cazuela de madera normalmente de olivo o encina, y con cuchara de palo». Así lo expresó el regidor de El Burgo.

García destacó que la sopa debe su nombre a los siete ingredientes principales. «La preparación de este plato se inicia temprano, sobre las nueve y media de la mañana, porque hay que realizar manualmente el desmigado del pan y el sofrito de las distintas hortalizas, para que al mediodía estén listas las miles de raciones con las que se obsequiarán a los asistentes», argumenta el regidor.

«La celebración de esta festividad se convierte en la excusa perfecta para reunir a familias y vecinos que tras deleitarse con una ración de sopa pueden disfrutar de una variada jornada, en la que no faltan las visitas guiadas, actuaciones musicales de pandas de verdiales y coros rocieros, y un mercadillo artesanal en el que se pueden adquirir productos de la zona». El alcalde recordó que los visitantes también podrán disfrutar de una demostración de trabajo en madera, a cargo de José Antonio Martín, «que mostrará en directo cómo se confecciona el ya reseñado dornillo».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp