17 de agosto de 2017
17.08.2017
Memoria histórica

Antequera cambia el nombre de dos calles de militares franquistas

En su lugar, las vías pasarán ahora a denominarse "Francisco de Roa" y "Teniente de Infantería Rafael de los Reyes Ortiz", rindiendo homenaje de esta forma a personas reconocidas en la ciudad

17.08.2017 | 05:00
Calle García Morato de Antequera.

Los nombres de García Morato y General Mola desaparecerán del callejero de la localidad de Antequera, tras la aprobación ayer durante un pleno de carácter extraordinario del cambio de las denominaciones de estas vías por las de dos militares locales.

Ambas calles se encuentran en el barrio de Los Remedios y pasarán a llamarse en próximas fechas «Francisco de Roa» y «Teniente de Infantería Rafael de los Reyes Ortiz», respectivamente, sustituyendo así las referencias a Joaquín García-Morato y Castaño, aviador melillense que se unió al bando sublevado en el Guerra Civil, y a Emilio Mola Vidal, uno de los organizadores del golpe de estado de 1936 que dio origen a la guerra y que dirigió al ejército sublevado en el norte del país.

Escribano de profesión y de familia noble, Francisco de Roa acabó en 1810 formando un pequeño ejército -de unos 200 hombres, según algunas fuentes- para luchar contra las tropas francesas en la Guerra de Independencia desde la sierra de El Torcal. Las acciones de este «héroe antequerano de principios del siglo XIX» -como lo calificó el alcalde, Manuel Barón- contra el ejército galo le valieron ser designado alcaide de las fortalezas de la Alhambra de Granada.

Por su parte, Rafael de los Reyes Ortiz fue un «héroe tres veces laureado» -entre ellas la Cruz Laureada de San Fernando– que falleció durante la Guerra de Melilla en 1909. Con 17 años se alistó a Batallón de Cazadores de Cuba número 17 de guarnición en Málaga y cinco más tarde partió para Melilla, donde combatió en la denominada Guerra de Margallo (Primera Guerra del Rif) contra las cabilas que rodeaban la ciudad norteafricana. En 1894 lo destinan a Cuba, participando en la guerra que tuvo lugar en la isla durante la lucha por su independencia de España y tras el conflicto regresa a España, para acabar de nuevo en la localidad de Melilla en 1906.

Con este cambio en la denominación de ambas calles, el Ayuntamiento «sigue en la línea de rendir honores a personas que lucharon por defender la libertad», como subrayó Barón. El regidor entiende que con ello se da un paso más hacia el cumplimiento de la Ley de la Memoria Histórica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine