23 de octubre de 2017
23.10.2017
Recursos hídricos

Las lluvias alivian la situación del campo pero no consiguen desactivar la alerta por sequía

Las precipitaciones de los pasados días no han alterado la situación crítica en la que están municipios como Fuente de Piedra

24.10.2017 | 15:24
Los vecinos de Fuente de Piedra continúan abasteciéndose de agua con camiones cuba.

Los embalses de la provincia permanecen todavía al 34,32% de su capacidad, con 210 hectómetros cúbicos acumulados frente a los 242 de hace justo un año

­Volvieron las lluvias allí donde más falta hacen, en las cabeceras de embalses, ríos y pozos, pero tal y como habían manifestado los representantes públicos o los portavoces del sector agrario se tendrán que repetir estos episodios para lograr que se desactiven las alertas por sequía en los pantanos del entorno del Valle del Guadalhorce y en el existente en la Axarquía, el de la Viñuela, el de mayor capacidad de la provincia.

Los datos oficiales demuestran que el agua embalsada llega apenas a 210 hectómetros cúbicos, frente a los 242 de hace un año. Es decir, los pantanos siguen al 34,2% de su capacidad, en términos generales, con valores críticos en La Viñuela.

Son cinco puntos menos que los registros medios de hace justo 12 meses. Otro caso es el de los propietarios de fincas de aguacates u olivos, que a las puertas de la recolección han visto las lluvias de estos días como auténtica «agua de mayo» para refrescar la tierra. Igualmente han visto aliviada su situación los agricultores dedicados al cereal, puesto que van a poder sembrar con el suelo húmedo y mayores garantías.

Málaga capital recogió el pasado miércoles, en apenas media hora, hasta 20 litros por metro cuadrado. Al final la cifra en 24 horas se elevó a la barrera de 56,6 litros por metro cuadrado. Pero también se registraron cantidades de hasta 102 litros en localidades del interior de la Serranía de Ronda como Pujerra. Jubrique llegó a 88,4 y el embalse de la Concepción, a 73,4. En el litoral las cifras oscilaron entre los 35 de la costa axárquica y los 23 de Fuengirola o 22 de Marbella.

De esta forma, aunque las precipitaciones fueron generalizadas, en la comarca de Antequera no han servido para que mejore la situación en cuanto al abastecimiento en Fuente de Piedra.

Así, el suministro de la red municipal permanece sin ser apto para el consumo humano y la situación no parece que vaya a cambiar a corto plazo, según el alcalde, Francisco Hidalgo.

Ante estas circunstancias, el Ayuntamiento se va a reunir en los próximos días con responsables de la Delegación Provincial de Medio Ambiente y del Instituto Geológico y Minero de España.

La intención es proceder al análisis de varios pozos situados en el término municipal para determinar sus niveles de cloruros y salinidad, para proceder posteriormente, si se diera el caso, a una mezcla de los caudales que pueda dar como resultado un agua apta para el consumo humano.

Pese a ello, el regidor no es en principio optimista, ya que indica que se trata de un «proceso difícil», aunque incide en que esta es la principal opción a corto plazo para acabar con la problemática del abastecimiento en la localidad, y que está obligando a los ciudadanos a recurrir a los camiones cisterna. Precisamente en esta situación está la localidad axárquica de Colmenar, que durante todo el verano ha recurrido al agua que ha transportado desde Periana.

Asimismo, en cuanto a Fuente de Piedra, Hidalgo sostiene que la solución a largo plazo sigue pasando por ejecutar el trasvase desde el pantano de Iznájar, en Córdoba, hasta la comarca de Antequera. Ya han enviado el manifiesto de las localidades afectadas a las distintas administraciones y solo les queda esperar una respuesta.

Tampoco ha mejorado ostensiblemente la situación en la localidad de Casabermeja
. La lluvia caída en los últimos días no ha sido suficiente para cambiar las circunstancias, según indica a este periódico el concejal de Urbanismo, Vivienda, Obras, Medio Ambiente y Servicios Operativos, Juan Sánchez.

Por lo tanto, los núcleos rurales con problemas para suministrar agua a sus vecinos siguen teniendo que abastecerse mediante camiones cuba en la comarca antequerana. Eso sí, se están reduciendo las restricciones que se venían realizando en las dos urbanizaciones de la localidad, unos cortes que, según Sánchez, se podrían eliminar completamente si se registraran nuevas lluvias. Seguir con la vista en el cielo será la premisa de estas próximas semanas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine