30 de octubre de 2018
30.10.2018
La Opinión de Málaga
Protesta

Teba y Campillos cortan la A-357 para exigir las ayudas

Continúa el encierro permanente en los pueblos afectados por el temporal, mientras que Gómez de Celis anuncia que el Gobierno central aprobará la declaración de zona catastrófica este viernes

30.10.2018 | 16:12
Un momento de la protesta ayer, en la carretera A-357.

Los municipios afectados por el temporal en la comarca norte de Málaga siguieron este martes con sus reivindicaciones de ayudas del Gobierno central, unas ayudas que podrían llegar este mismo viernes. Así, a mediodía los ejecutivos locales y los vecinos de localidades afectadas por la gota fría como Campillos, Teba, Almargen o Ardales, entre otros, cortaron la carretera A-357 en señal de protesta bajo la coordinación del Ayuntamiento de Teba.

A esta protesta acudieron unas doscientas personas que mantuvieron cortada la carretera unos cuarenta y cinco minutos, con tractores, y que contaron con el apoyo de los conductores de vehículos que se vieren retenidos. A pesar de la intensa lluvia, no se produjo ninguna incidencia reseñable. «Los cortes de carreteras fueron temporales y concretos porque estaba lloviendo, procurando de enturbiar lo menos posible porque lo que queremos realmente es sacar la movilización de la Iglesia para que todo el mundo tenga conocimiento fidedigno de lo que ha pasando aquí y que haya notoria repercusión de que Teba, Campillos, y su comarca no pueden quedarse en nada» aseguró el alcalde de Teba, Cristóbal Corral, quien solicitó además la colaboración y comprensión de toda la población.



También expresó su intención de que los encierros en la iglesia parroquial del municipio y la manifestación convocada para este miércoles a las cinco en la plaza del pueblo continúen hasta que el Gobierno central adopte las medidas oportunas para declarar las regiones afectadas como zona catastrófica y reciban las ayudas, así como que seguirá adelante la iniciativa de que los vecinos que así lo deseen acudan a Madrid al Consejo de Ministros a escuchar de primera mano el acuerdo adoptado por estos –hasta ahora se han llenado cuatro autobuses–.

En cuanto a la concesión de estas ayudas, el delegado del Gobierno central en Andalucía, Alfonso Gómez de Celis, manifestó que el Consejo de Ministros aprobará en su reunión de este viernes la declaración de zona catastrófica por el temporal de lluvias registrado entre el 20 y el 22 de octubre en más de 50 municipios de las provincias de Málaga y Sevilla. No obstante, Gómez de Celis recordó que las ayudas «están abiertas para los particulares desde el día siguiente de que la inundación afectara a esa zona», por tanto los damnificados pueden solicitar las ayudas y así fueron informados los alcaldes que estuvierno reunidos en las subdelegaciones de Sevilla y Malaga, algo para lo que solo se requiere rellenar una solicitud que los respectivos ayuntamientos deben tramitar.

«Es obligación de los alcaldes informar a los vecinos de que estas ayudas están abiertas de acuerdo con lo dispuesto en el decreto de emergencia de 2005 y no utilizar estas desgracias para recabar apoyo político o electoral», destacó Gomez de Celis.

Por su parte, los alcaldes de estas zonas valoraron el hecho de haber recibido ayudas y apoyo tanto de la Junta de Andalucía, al asumir sus competencias en arreglo de infraestruturas, caminos y destinar un total de unos treinta y siete millones de euros, aunque consideran que éstas son insuficientes. También agradecieron la ayuda a la Diputación de Málaga pero señalaron que ahora le corresponde al Gobierno actuar.

Por su parte, el portavoz del PSOE en la Diputación de Málaga, Francisco Conejo, hizo un llamamiento a todos los ayuntamientos afectados para recordarles que «es momento de colaborar y no de usar una tragedia politicamente» y destacó la rapidez en la aprobación de un plan de ayudas extraordinarias.


Compartir en Twitter
Compartir en Facebook