04 de marzo de 2019
04.03.2019
Solidaridad

Más de un millar de sonrisas para África

La iniciativa de la Fundación Luna Nueva que unió hace unas semanas Coín con dos de las principales ciudades senegalesas permite mejorar la salud de personas que residen en algunas de las zonas más pobres del continente vecino

04.03.2019 | 05:00
Foto de familia de los expedicionarios.

La expedición integrada por ocho sanitarios del Guadalhorce regresa de Senegal con un balance de unos 900 adultos y casi 150 menores atendidos

La Fundación Luna Nueva volvió a obrar el milagro. Más de 550 personas han recibido atención sanitaria en dos de las áreas urbanas de mayor déficit económico de Senegal. La iniciativa solidaria gestada en el corazón del Valle del Guadalhorce, más concretamente en Coín, ha implicado este año a ocho profesionales médicos que durante varias semanas han prestado atención a hombres, mujeres y menores en base a un programa que, además, ha proporcionado a los beneficiarios abundante material recolectado durante meses.

Los cooperantes han subrayado, entre otros aspectos, que casi el 45% de las personas atendidas han precisado lentes. O que para la vuelta, como medida complementaria a las observaciones realizadas durante estas jornadas solidarias, se prepararán un total de 224 gafas para mejorar la visión y por lo tanto la calidad de vida de otras tantas personas.

Otras 350 personas, mujeres que hasta en tres casos han requerido de cirugía, recibieron en las dos ciudades visitadas atención ginecológica. A estas cifras hay que añadirle las más de 250 consultas de atención primaria realizadas. Si bien son datos que tienen un valor más que destacable, «el mismo se multiplica si tenemos en cuenta el material médico que hemos dejado en las dos ciudades visitadas, Lenguere y Dhara», señala uno de los cooperantes.

En este sentido, la delegación española ha dejado en Senegal más de 18.000 euros en instrumental clínico y quirúrgico. Un ecógrafo de unos 2.000 euros; un electrocardiógrafo, de 700 euros; o material oftalmológico por 7.000 euros, entre ellos un microscopio oftalmológico para operar, cedido por la Clínica Gálvez, a instancias del doctor José González de Gor Crooke; son algunos de los ejemplos del material que multiplicará la actuación de los sanitarios españoles.

Uno de los coordinadores de este nuevo proyecto de la Fundación Luna Nueva, el médico de familia Guillermo Álvarez Martín, recuerda que junto a él se han desplazado este año a tierras senegalesas los también profesionales Yolanda Galisteo, Víctor García, Rafael Rodríguez, Pablo Miguel Torres, Laura Martínez, José Manuel Sandoval y Juan Manuel González. «Todo ese material donado ha sido recaudado por ciudadanos particulares y también por organismos públicos», explica.

«Como ya habíamos planificado, las atenciones realizadas se han dividido en tres áreas de trabajo, la oftalmológica, con ese balance de más de 500 personas atendidas, con casi 150 menores y el resto, adultos; otra línea dedicada a la mujer y sus necesidades de atención ginecológica; y una tercera más genérica, mediante consultas de medicina de familia», argumenta el propio Álvarez.

En la primera de esas líneas se ha tomado nota de las necesidades de muchas personas, pero concretamente casi la mitad recibirá próximamente, mediante envío postal, unas gafas ya graduadas mediante el acuerdo de cooperación que previamente estableció la Fundación. «Se trata de aplicar una corrección óptica, al mismo tiempo que se ha realizado una educación visual a grupos de escolares en las zonas visitadas», añaden los cooperantes. Esas monturas con lentes graduadas se remitirán gracias a la ayuda de otro organismo, la Fundación Sades. «Es la culminación a la primera fase desplegada por la Fundación Luna Nueva de Coín en tierras senegalesas», apuntan.

Otros materiales donados

El Ayuntamiento de Coín ha aplaudido la labor que cada año realiza en tierras africanas la Fundación Luna Nueva y, junto a su atención sobre el terreno, ese reparto de material recogido solidariamente por la ciudadanía del municipio, en su mayoría «ropa, medicamentos, alimentos, material escolar, mesas y pizarras para la escuela, juguetes, colchones, sillas de rueda y este año también muchas bicicletas», más allá del propio material sanitario que va a mejorar de cara al futuro la salud de miles y miles de personas.

Todo ese material al que alude el Consistorio fue cargado, antes de que partiese la expedición, en un contenedor con destino a la ciudad de Dakar, justo donde se procedió a entregarlo en mano a los beneficiarios de este programa. «Por otro lado no hay que olvidar que Luna Nueva mantiene su plan de becas a estudiantes y volverá a llevar y entregar en mano a los jóvenes su beca para que puedan tener una oportunidad de formarse para tener un mejor futuro», han remarcado también los integrantes del equipo de gobierno de Coín.

Álvarez finaliza con que más allá de la labor humanitaria que realizan cada año, por encima de lo que se da, «siempre está lo mucho que allí recibimos como personas».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook