11 de marzo de 2019
11.03.2019
La Opinión de Málaga
Urbanismo

Humilladero redacta los últimos informes para su Plan General

Tras 14 años de trámites el alcalde, Miguel Asencio, asegura que ya se encuentra cerca la aprobación del PGOU

11.03.2019 | 05:00
Humilladero redacta los últimos informes para su Plan General

Humilladero redacta los últimos informes para aprobar, tras 14 años, su Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Así lo ha confirmado a este diario el alcalde de la localidad, Miguel Asencio, tras la publicación en el Boletín Oficial de la Provincia del informe de valoración ambiental emitido por la Delegación Territorial de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de Málaga.

Precisamente, el mismo día que se hizo público este informe el regidor viajó a Sevilla para reunirse con los responsables de aguas. Se trata precisamente de estos estudios y del estudio de inundabilidad los que quedan por terminar, para pasar posteriormente por pleno y enviarlo de nuevo a los organismos competentes para su aprobación definitiva. «Estamos trabajando intensamente para que, antes de que acabe la legislatura, la localidad tenga el plan aprobado después de años esperando», aseguró el alcalde del municipio.

El PGOU es fundamental para la regularización de numerosos terrenos y para el desarrollo industrial de la localidad. «Estamos ya trabajando con los técnicos para tenerlo lo antes posible, de este modo en cuanto a la inundabilidad se plantea la construcción de dos tanques de tormenta que le llaman para que, en caso de fuertes lluvias, el torrente llegue con menos velocidad y cantidad a la zona urbana», explicó Asencio.

Así, entre las consideraciones al documento, la aprobación provisional refleja un aumento de la superficie de suelo urbano consolidado, que pasa de 101,8 a 170,7 hectáreas y reduce la superficie urbanizable, que pasa de 466,6 a 288,7 hectáreas. Además, incrementa el suelo no urbanizable protegido, que pasa de 621,3 a 725,9 hectáreas y reduce el número máximo de viviendas previstas, que pasa de 7.104 a 718.

«Los técnicos estiman que no tendríamos suficientes recursos hídricos para abastecer a este crecimiento por eso se reduce el número de viviendas previstas, pero no nos preocupa porque tenemos grandes urbanizaciones ocupadas al 20 por ciento y suelo suficiente para que el municipio crezca», explicó el regidor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook