22 de abril de 2019
22.04.2019
Cultura

Un proyecto de investigación busca datar el poblado ibérico de Los Castillejos de Teba

Un equipo de investigadores encabezado por Eduardo García pretende estudiar la parte alta de esta zona declarada Bien de Interés Cultural en 2008 - El Ayuntamiento de Teba y la Asociación Hisn Atiba pretenden destinar fondos anualmente hasta conseguir que el espacio sea visitable

22.04.2019 | 05:00
Imagen aérea del asentamiento ibérico de los Castillejos.

El mundo ibérico comienza a abrirse a la provincia de Málaga, concretamente en Teba, gracias a los trabajos de investigación que hoy comienzan en uno de los yacimientos más grandes: Los Castillejos.

Este enclave, catalogado en 2008 como Bien de Interés Cultural por la Junta de Andalucía, y que en 1993 acogió la única actuación realizada en el entorno, será a partir del lunes el espacio ibérico donde se va a concentrar la atención de los investigadores en nuestro país.

Y es que el Ayuntamiento de Teba a través de una subvención de 20.000 euros a la Asociación de Protección del Patrimonio Histórico de Teba Hisn Atiba, ha puesto en marcha un equipo de investigación para la zona.

Sin embargo, tal y como relata el coordinador del proyecto de intervención, Eduardo García, «vamos a ubicar la zona de excavación en la parte alta del cerro, que es diferente a la primera actuación que realizamos en la parte baja del mismo». La primera actuación, tuvo lugar por una situación de obras que dañaron parte de la estructura amurallada lo que permitió datar que «los primeros habitantes que poblaron esta zona lo hicieron hace 3.000 años aproximadamente».

Ahora el estudio se centra en la hipótesis de averiguar, por un lado, si el poblado instalado en la parte baja del cerro, se trasladó hasta la zona alta, la misma que se supone fue abandonada en torno al siglo primero de nuestra era, dirigiéndose hacia el Cortijo del Tajo, también en la localidad de Teba. Por otro lado, la investigación busca conocer las estructuras urbanas de un poblado íbero. «Salvó en Jaén o en zonas de Granada, en Málaga tenemos muy pocos estudios sobre éstos poblados y su urbanismo», explicó el coordinador del proyecto.

De momento y antes de iniciar este proceso de excavación, en una zona de aproximadamente 250 metros cuadrados, ya se ha hecho «una topografía de detalle a escala pequeña con vuelos de dron para obtener fotografías aéreas y ver los ángulos». Sin embargo, como avanza Eduardo García, «no sabemos que nos vamos a encontrar, el terreno manda».

La idea con la que trabaja el equipo es la de cavar en profundidad, ya que, por el efecto del arado y los signos de vestigios romanos de la parte alta, lo más importante de la época íbera se encontraría en profundidad.

Vista del alzado de la muralla y torreón del poblado ibérico Los Castillejos. | E. G. A.

Tras la excavación, que se afronta durante un mes, se realizaría el trabajo de laboratorio. Según García, se trata de la parte «que más tiempo nos va a llevar, aproximadamente un año en datar todo lo que encontremos, pues sabemos que esta zona de Los Castillejos es muy rica», explicó.

Tanto el Consistorio, como la asociación afrontan el proyecto con el objetivo de destinar partidas anualmente que impulsen el proyecto y en un futuro pueda ser éste un espacio visitable. Hoy en día algunos de los objetos encontrados en 1993 ya se encuentran en el museo de la localidad.

El equipo de investigación lo componen además de Eduardo, los investigadores José Verdugo y José Carlos Escalante, así como el director de la excavación arqueológica, Francisco Melero, tres peones y un grupo de siete voluntarios, entre ellos catedráticos de la Universidad de Málaga.

Para el coordinador del proyecto, esta actuación «supone un reencuentro. Ya que la primera vez que actuaba como director fue aquí en 1993 y ahora regreso a donde empecé», señaló.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook