04 de junio de 2019
04.06.2019
Solidaridad

Campaña de donación de médula para salvar al pequeño Niko

La comunidad de un colegio de Alhaurín de la Torre impulsa esta iniciativa prevista para los días 10, 11 y 12 de junio

04.06.2019 | 14:49
Niko en su colegio de Alhaurín de la Torre.

Lo que empezó como un llamamiento desesperado para luchar contra la leucemia que padece Niko, un niño de apenas 9 años que cursa sus estudios en el colegio International Montessori School Caracoliris (IMSC) de Alhaurín de la Torre, ha terminado por convertirse en una campaña pública para la donación masiva de médula.

Así lo han relatado familiares y profesores del propio Niko, que trabajan intensamente para que pueda encontrarse solución a la enfermedad que padece desde hace ocho meses. La visita de una unidad del Centro de Transfusión a la Casa de la Juventud del municipio alhaurino, los días 10, 11 y 12 de junio, se ha convertido en un auténtico fenómeno social. El llamamiento a través de las redes sociales va camino de convertirse en histórico para esta localidad.

El Ayuntamiento ha indicado que durante esos días cualquier persona de entre 18 y 40 años podrá hacerse donante de médula de 10 a 14 horas y de 17.30 a 21.30 horas. Asimismo recuerdan que en la web www.fcarreras.org/es/donamedula hay abundante información sobre este procedimiento. Acerca del caso de Niko, su madre, Lydia Vicente Lord, relata: "Él era como cualquier otro niño de ocho años. Le gustaban la ciencia, leer, el sushi, viajar e ir al cole para estar con sus amigos. Pero el 19 de septiembre de 2018 Niko se convirtió en uno de los 300 casos de leucemia infantil diagnosticados al año en España. A partir de ese momento, la precisa maquinaria de la sanidad pública, compuesta por médicos, enfermeras, auxiliares y celadores, se puso en marcha para salvarle".

Debido a que la quimioterapia no ha sido suficiente para eliminar la enfermedad de su cuerpo, las hematólogas han tomado la decisión de recurrir a un trasplante de médula. "Desafortunadamente, ni su hermano menor, ni sus progenitores, somos compatibles, por lo que ahora estamos a expensas de encontrar a un donante anónimo para que se pueda llevar a cabo la operación. El porcentaje de compatibilidad es muy bajo. Por eso, cuantas más personas donen, más probabilidades habrá de encontrar a alguien para Niko, o para los miles de pacientes que necesitan este tipo de tratamiento", agrega la progenitora.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook