10 de junio de 2019
10.06.2019
Tráfico de drogas

Desmantelado en Ronda un cultivo de marihuana con más de 1.600 plantas

La Policía Nacional ha detenido a diez personas tras detectar una actividad inusual en una finca próxima al municipio

10.06.2019 | 13:05
Una de las zonas dedicadas al cultivo de marihuana.

La Policía Nacional han desmantelado en una finca rústica de Ronda una plantación de marihuana en la que se han incautado de 1.607 plantas. La finca estaba compuesta por un inmueble central rodeado por una gran extensión de tierra que albergaba varias construcciones habilitadas para este tipo de cultivo. En la operación, que se ha llevado a cabo con la práctica de un registro domiciliario, han sido detenidas diez personas de entre los 22 y 38 años y nacionalidad española como presuntas responsables de los delitos de defraudación de fluido eléctrico, contra la salud pública, pertenencia a grupo criminal y desobediencia.

Según ha informado hoy la Comisaría Provincial de Málaga, la investigación se inició tras detectar una "actividad inusual" en una una finca de la localidad. Se trataba de una finca rural a unos tres kilómetros del municipio que albergaba una vivienda principal y varios anexos que según los primeros indicios eran utilizados para el cultivo de marihuana. Centradas las pesquisas en torno a la propiedad, los agentes comprobaron que se trataba de una red criminal dedicada al cultivo de marihuana a gran escala. Identificaron a varias personas que acudían asiduamente al lugar, se trataba de varios individuos sin relación alguna con la localidad rondeña que diariamente se desplazaban única y exclusivamente para llevar a cabo su actividad ilícita.

Los investigadores comprobaron que se trataba de un grupo criminal en el que cada uno de los integrantes realizaba una función distinta que iba desde la vigilancia de la finca y los cuidados básicos de las plantas hasta labores que requerían de mayores conocimientos como el control de pH, abonado o poda.

La entrada y registro confirmó las sospechas. Los agentes hallaron tres anexos con otras tantas estancias habilitadas y acondicionadas para el cultivo indoor de marihuana. En el momento de la intervención policial, los agentes se incautaron de 1.607 plantas en plena floración. La plantación contaba con 155 lámparas de luz artificial, siete aparatos de aire acondicionado, tres extractores de aire, 17 ventiladores, tres filtros así como abono, sustratos y fertilizantes para el correcto tratamiento y cuidado de este tipo de plantas para obtener su máximo rendimiento.

Además, para realizar una actividad que conlleva un consumo elevado de electricidad, los investigados habían realizado una doble acometida en la línea general de la zona y de esta manera defraudaban el consumo eléctrico necesario para el mantenimiento de la plantación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook