24 de junio de 2019
24.06.2019
Natación

Cuatro malagueños cruzan a nado el Estrecho de Gibraltar

Un alhaurino y cuatro marbellíes han llegado nadando a la Punta de Cíes en Marruecos desde el Puerto de Tarifa, un recorrido de 15,3 kilómetros en tan sólo cuatro horas y trece minutos

24.06.2019 | 13:58
Cuatro malagueños cruzan a nado el Estrecho de Gibraltar.

Eran las 06.30 horas de este de lunes cuando el alhaurino José Manuel Rosado y los marbellíes, Juan Carlos Tineo, Ángel Monedero y David Fernández saltaban al agua desde la conocida como 'Punta Marroquí' localizada en el Puerto de Tarifa para emprender un viaje a nado que ha concluido esta misma mañana a las 12.13 horas en la Punta de Cíes, Marruecos.

Un reto en el que este grupo de nadadores malagueños han recorrido unos 15,3 kilómetros en cuatro horas y trece minutos, una duración menor de la que tenían prevista conseguir. "El viaje ha ido muy bien, de forma constante hemos conseguido llegar dieciocho minutos antes del tiempo que teníamos previsto tardar, cuatro horas y media", explica José Manuel Rosado.

El alhaurino José Manuel Rosado y los marbellíes, Juan Carlos Tineo, Ángel Monedero y David Fernández.

Durante la travesía, el tiempo y un mar en calma han ido a su favor, permitiéndoles disfrutar aún más del reto vivido. "El recorrido ha sido muy bueno y en él, no sólo nos hemos topado con un agua en calma y transparente, sino también con delfines. Todo en su conjunto ha hecho que se haya convertido en una experiencia maravillosa de superación y compañerismo", destaca Rosado.

El tramo recorrido por este grupo ha sido prácticamente en línea recta y durante su desarrollo han estado en todo momento acompañados por dos embarcaciones. Una primera de 8 metros de eslora, equipada con el equipo sanitario pertinente además de un médico y un ATS, junto a la tripulación. La segunda es una zódia que realiza el trayecto muy cercano a los nadadores y cuyo personal se encarga del avituallamiento de agua y bebidas isotónicas. Durante este aprovisionamiento, los nadadores no podían tocar ninguna de las embarcaciones, ya que en caso de hacerlo se convertiría en motivo de descalificación que les impediría conseguir el reconocimiento de la Asociación de Cruce a Nado del Estrecho de Gibraltar (ACNEG).

Estos malagueños, ya experimentados nadadores y con una larga trayectoria en llevan preparándose físicamente unos dos años, tiempo preparatorio que han ido compaginando con sus profesiones. Durante los últimos meses, el entrenamiento ha consistido en pruebas de nado de entre tres y siete kilómetros con los que ponían a prueba tanto su velocidad como resistencia. Nados a los que se han enfrentado tanto en piscina como en mar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook