27 de agosto de 2019
27.08.2019
La Opinión de Málaga
Balance

Meteorólogos estudiarán en Campillos la magnitud del tornado, que sitúan en una escala F2

Los daños más importantes se han registrado en las inmediaciones del pueblo, con diferentes fanegas de olivos devastadas así como casetas de ganado seriamente dañadas, que han provocado la muerte de los animales

27.08.2019 | 16:26
El muro de una finca se derrumbó parcialmente por los efectos de la gota fría.

Campillos volvió este lunes a revivir una pesadilla meteorológica después de las pasadas inundaciones del 20 de octubre. Dos tornados y una fuerte lluvia sacudieron el municipio durante toda la tarde y parte de la noche y desde esta  misma mañana se valoran los primeros daños causados. Los servicios de Emergencias confirmaron que se trataba de un tornado y lo colocaron en una escala F2 -que tiene una velocidad del viento que oscila entre los 117 y los 181 km/h-, aunque en estos momentos aún no se ha confirmado y diversos meteorólogos se trasladarán a Campillos para valorar la magnitud del tornado.

El daño ocasionado por un tornado se mide en la escala de Fujita que va desde el F0, menos daño, hasta el F5, el que provoca más estragos. La mejor noticia de la tarde llegó cuando se confirmó que el tornado no entró en el pueblo, quedándose solo a un kilómetro de la localidad y afectando sobre todo a los terrenos anexos al pueblo y a los olivares.

Tras el tornado, una fuerte lluvia cayó sobre el municipio durante una hora aproximadamente, la lluvia fue tan intensa que algunas calles se volvieron a inundar y el agua empezó a entrar en las casas más bajas, sin daños materiales importantes. Tras la fuerte lluvia llegó la calma, Campillos aún se encontraba en alerta amarilla hasta las doce de la noche, pero la lluvia no volvió a hacer acto de presencia.

Como era de esperar por el lugar donde tuvo lugar el suceso, los daños más importantes se han registrado en las inmediaciones del pueblo. Diferentes fanegas de olivos, así como algunas casetas de animales, han resultado seriamente dañadas y se necesitará un largo y duro trabajo para que repararlas.

El colectivo empresarial agrario Asaja Málaga ha informado de que la Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA) ha dejado "desperfectos" en las fincas agrícolas y explotaciones ganaderas en la zona noroeste de la comarca de Antequera. "Concretamente, en la localidad de Campillos se han vivido situaciones delicadas con el paso de un tornado que, si bien no ha llegado a entrar en el núcleo urbano, sí que ha atravesado explotaciones agrícolas y ganaderas, causando graves destrozos", ha explicado Asaja.

Por otro lado, en Sierra de Yeguas, también se han visto afectadas explotaciones agrícolas por la caída de una gran granizada que "ha mermado considerablemente los cultivos, dando al traste con el verdeo de esta campaña en algunas zonas".

Según Asaja, en explotaciones fundamentalmente de olivar de estos términos se han registrado "cuantiosos daños por granizo", así como "una copiosa caída de aceituna por la acción de los fuertes vientos". "Ha habido explotaciones olivareras que han sufrido, igualmente, arranque de ramas e incluso árboles enteros. El sistema de riego también se ha visto afectado. En los casos de roturas de ramas urge hacer tratamientos cúpricos para prevenir enfermedades", han añadido.

En concreto, la Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA), conocida como gota fría, ha dejado en Campillos una seis instalaciones agrícolas y ganaderas afectadas, una de ellas "destrozada" y con unas 70 cabras muertas, así como daños en cultivos y viviendas de los diseminados.

El Ayuntamiento ha habilitado un camión y una máquina para ayudar a quitar los escombros de la instalación más afectada, los cuales cayeron sobre 70 cabras de un total de 190 que tenía su ganadero, que ha rechazado la oferta del Consistorio de reubicar a los animales, pues «como no va a llover y ellas están acostumbradas a esta temperatura, tienen comida, agua y trasladarlas a otro sitio puede provocarles mucho más estrés», aclaró el alcalde.

Se da la circunstancia de que el municipio aun no ha recibido las ayudas del Gobierno por las inundaciones de octubre de 2018. 


En el caso de Sierra de Yeguas, tras la granizada y la tromba de agua sufrida este lunes, el Ayuntamiento exige a la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía que tome las medidas necesarias para desarrollar lo antes posible la segunda fase de arreglos de caminos rurales comprometida con el municipio y aprobada desde el pasado mes de febrero.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook