07 de julio de 2020
07.07.2020
La Opinión de Málaga
Coronavirus

Aislados diez mayores y seis trabajadores de una residencia en Ronda

Durante diez días, todas personas que han estado en contacto con un interno ya fallecido de la residencia Seniors que había dado positivo en una primera prueba PCR permanecerán incomunicadas - El centro aclara que el residente ha muerto por sus patologías crónicas previas sin que los test hayan confirmado que tuviera el virus

07.07.2020 | 22:36
Aislados diez mayores y seis trabajadores de una residencia en Ronda

Una decena de personas mayores de la residencia Seniors en Ronda y seis trabajadores de este recinto permanecen aislados desde el lunes tras haber dado positivo -en una primera prueba PCR rápida- por coronavirus un residente que había sido derivado al hospital comarcal por una patología crónica.

Fuentes de la residencia han informado este martes a Efe de que el aislamiento se ha aplicado a todas las personas que habían mantenido contacto con el residente que dio positivo, lo que alcanzaría además al personal que atendió a este paciente al ser derivado al referido centro sanitario.

El aislamiento en el caso de la residencia se mantendrá durante diez días, tanto a los mayores -que están en habitaciones individuales- como los empleados -que se encuentran en sus respectivos domicilios-.

El centro de mayores ha suspendido las visitas y otras actividades programadas y ha informado a los familiares de los residentes.

La persona que tuvo que ser hospitalizada ha fallecido finalmente a consecuencia de su enfermedad de origen y había dado negativo y positivo en dos pruebas rápidas posteriores a la inicial, tras lo que fue trasladada a un centro sanitario de Málaga capital, donde dio negativo a un PCR completo, según se ha conocido este martes.

La residencia aplicó, según las fuentes, el protocolo sanitario con rapidez sin esperar a los resultados de las pruebas de mayor fiabilidad, al objeto de evitar que la situación fuera a más, y ha efectuado PCR a los aislados. Las personas aisladas se tratan de diez trabajadores de distintas categorías profesionales entre atención primaria y hospitalaria, y otras 17 entre trabajadores y residentes del geriátrico. Casi la mitad de ellas han dado negativo en las pruebas PCR realizadas, pero faltan por hacérselas a algunas más y aun así se les repetirá a todos en diez días, cuando termine su aislamiento.

Además, el área de Medicina Preventiva y Salud Pública ha fijado vigilancia pasiva a algunos trabajadores más de atención primaria y hospitalaria por contacto con el mismo paciente, pero de menor riesgo.

De esta forma, Ronda registra un brote declarado por la red de alertas, pero sin casos positivos en la actualidad al fallecer el único paciente. No obstante, "los protocolos hay que cumplirlos" y todo se está haciendo conforme a ellos por seguridad para los trabajadores y las personas cercanas al paciente, subrayan las mismas fuentes.

El residente fallecido no tenía Covid-19


La residencia Seniors ha querido aclarar, a través de un comunicado, que el usuario fallecido en el Hospital de la Serranía de Ronda finalmente dio negativo en coronavirus, según la prueba PCR realizada. Como ya había informado este periódico, el interno ha muerto debido a las patologías crónicas previas que presentaba. Llevaba ingresado en la Seniors desde 2017. 

"El residente fue derivado por el Equipo de la Residencia al Hospital Serranía de Ronda a causa de patologías crónicas, pero sin ningún tipo de signo o síntoma relacionado con el Covid-19. En el hospital informaron de que debía someterse a una operación y, por protocolo, tuvieron que realizarle la prueba del coronavirus a través de un test rápido, el cual le realizaron en varias ocasiones debido a resultados contradictorios", explica la residencia.

"A causa de la desconfianza generada en el resultado de las pruebas, el propio hospital le realizó la prueba PCR que fue analizada por un laboratorio en Málaga, dando como resultado negativo", reiteran las fuentes.

Finalmente, el residente falleció como consecuencia de sus propias patologías previas y no a causa del Covid-19.
De manera preventiva y desde el primer momento en que el equipo de la residencia tiene constancia de los resultados contradictorios de los test rápidos realizados al residente, se tomó la decisión de poner en aislamiento a 16 personas que habían estado en contacto con el fallecido, así como suspender las visitas de las familias temporalmente. Estas medidas han sido consensuadas con el equipo de Epidemiología del propio hospital.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook