21 de octubre de 2020
21.10.2020
La Opinión de Málaga
Crisis sanitaria

Campillos se queda sin mercadillo y cierra parques y pistas deportivas

Entre las nuevas restricciones adoptadas para frenar el avance de los contagios, también se suspenden los ensayos de las bandas de música y se reduce a cinco las personas en velatorios

21.10.2020 | 14:03
Ayuntamiento de Campillos.

El alcalde de Campillos, Francisco Guerrero, ha decretado una serie de medidas restrictivas para tratar de frenar la ola de contagios que se está produciendo en el municipio después de que la Junta de Andalucía cifrara en 48 los positivos de Covid-19 en los últimos 14 días, lo que eleva a 568 el índice de contagios por cada 100.000 habitantes.

Esta situación ha llevado al equipo de gobierno a implantar las medidas que se han estado estudiando en los últimos días, que entran en vigor hoy mismo y que estarán vigentes hasta el próximo 4 de noviembre.

De acuerdo con ello, se suspende el mercadillo municipal; las licencias de terraza de los bares y restaurantes. El Ayuntamiento, además, recuerda a los propietarios de estos establecimientos que está prohibido desde hace semanas servir en barra en el interior, que el servicio debe realizarse exclusivamente en mesa y que el aforo de los locales se limita al 60 por ciento, y avisa de que estos 15 días se va a hacer un seguimiento para que estas medidas sean cumplidas por todos los bares y restaurantes del municipio.

Se prohíbe la entrada de público a las competiciones deportivas federadas, que se celebrarán a puerta cerrada.

Además, se suspende la autorización del ensayo de las bandas de música que hasta ahora se permitía con hasta 25 personas al aire libre y manteniendo la distancia de seguridad.

Asimismo, se suspende el protocolo de cesión de edificios públicos para reuniones; y se cierran los parques públicos y las pistas deportivas ubicadas en los barrios del municipio.

Por otra parte, el Ayuntamiento recomienda reducir el aforo a 5 personas en las salas de los velatorios y pide que no se celebren velatorios en los domicilios privados.

El alcalde insiste en que se va a hacer un seguimiento especial de la celebración de fiestas y reuniones sociales privadas, y se pondrán las sanciones pertinentes en caso de que se incumplan las directrices marcadas por las autoridades sanitarias.

"Tenemos que actuar con responsabilidad. Están muriendo muchas personas cada día en nuestro país y toca tomar decisiones duras dentro de nuestras competencias. Este paso tiene como objetivo disminuir la gravedad de la situación. No queremos que las autoridades tengan que intervenir nuestra localidad. Queremos anticiparnos y prevenir y, por ello, estamos actuando con responsabilidad en la búsqueda del bien común y de reducir en la medida de lo posible el riesgo de contagios. Esperamos y confiamos en que el 4 de noviembre la situación en
Campillos haya mejorado", ha afirmado Francisco Guerrero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook