19 de noviembre de 2020
19.11.2020
La Opinión de Málaga
Investigación

Descubren una nueva especie de cochinilla en la Sima de la Curva de Antequera

El Grupo de Espeleología de Villacarrillo, formado por investigadores jienenses, mallorquines y catalanes ha descubierto un nuevo isópodo terrestre en la Cueva de Yeso III

19.11.2020 | 12:49

De nuevo, el Grupo de Espeleología de Villacarrillo (G.E.V.), dedicado a la investigación subterránea, vuelve a descubrir una nueva especie hasta antes desconocida para la Ciencia. Se trata de un isópodos terrestres, también denominadas vulgarmente, como cochinillas de la humedad.

El grupo, descubrió esta nueva especie en la llamada en la Cueva de Yeso III o también denominada Sima de la Curva, que se ubica en el término municipal de Antequera y localizada en el Karst en Yesos de Gobantes-Meliones. El nuevo habitante de la cueva se ha bautizado como Graeconiscus gevi.

La investigación se ha realizado de la mano del naturalista entomólogo Lluc Garcia (Museu Balear de Ciències Naturals), del entomólogo Adrià Miralles Nuñez (Institució Catalana d'Història Natural) y el bioespeleólogo Toni Pérez Fernández (presidente del G.E.V.). Así como se ha publicado un trabajo en la prestigiosa revista "Subterranean Biology" editada por la International Society for Subterranean Biology. 

Las investigaciones bioespeleológicas se llevaron a cabo hace más de 10 años por el G.E.V, en colaboración con el Grupo Espeleológico Arqueológico de Campillos (Málaga) en diversas cuevas de este karst, debido al gran maltrato y castigo que estaban sufriendo algunas cavidades de la zona, por lo que se pretendía dejar constancia de la importancia del medio subterráneo a través de la ciencia.

"El descubrimiento de esta nueva especie nos hace constatar que el medio subterráneo del Karst en Yesos de Gobantes-Meliones tiene muchas sorpresas todavía que darnos y que hay que conservar los ecosistemas subterráneos que tenemos allí. Se hicieron algunas actuaciones en las entradas de las cavidades que deterioraron mucho el aspecto de la zona, y además no sirvieron para nada porque la captación de aguas seguía siendo salina", asegura Toni Pérez, presidente del G.E.V. y uno de los autores de este trabajo internacional.

El género Graeconiscus se distribuye por el oeste del Mediterráneo (Macedonia del norte, Grecia e islas, Turquia) aunque recientemente también se ha citado en Marruecos. La especie más próxima es G. termophilus que justamente fue la que se citó en Marruecos. Después de revisar ejemplares del oeste del Mediterráneo y tras compararlos con los de Málaga y los de norte de Marruecos, por un conjunto de caracteres, se ha descrito esta especie nueva dedicada al G.E.V.

Según aseveran los autores de este manuscrito:"Justamente los ejemplares citados en Marruecos como G. termophilus son en realidad, G. gevi, ya que son prácticamente calcados a los de Málaga".

De nuevo los investigadores que firman este trabajo, sacan a la luz un importante descubrimiento en Andalucía, tras la descripción de un nuevo género y una nueva especie en la famosa Cueva de la Pileta (Benaoján, Málaga), que se denominó: Baeticoniscus bullonorum (en honor de la familia Bullón que son quienes regentean esta cavidad).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook