22 de noviembre de 2020
22.11.2020
La Opinión de Málaga
Crisis del coronavirus

Una empresa de Pizarra vende las mascarillas a once céntimos

Nacida a inicios de la pandemia, MasFabEs produce diariamente 400.000 unidades que comercializa en pedidos mínimos de 100 a través de internet

22.11.2020 | 11:22
Unas empleadas trabajan en la fábrica de MasFabEs.

La bajada del IVA de las mascarillas quirúrgicas desechables al 4 por ciento por parte del Gobierno ha situado el precio máximo de este producto en 0,62 euros, sin embargo, una empresa de Pizarra vende este producto sanitario convertido en esencial a once céntimos la unidad.

La compañía produce unas 400.000 mascarillas al día durante las 24 horas, lo que supone entre 13 y 15 millones de unidades al mes, y las distribuye a través de Internet en pedidos mínimos de dos cajas de cincuenta unidades, tanto a particulares como a otras empresas, incluso a otros países.

La empresa que fabrica este producto sanitario, MasFabEs, elabora mascarillas duales (higiénicas y quirúrgicas) de alta filtración y nació en marzo motivada por la pandemia del coronavirus con el objetivo de generar material sanitario "de garantía", según explica a Efe su director general, Pedro Herranz.

La compañía también fabrica mascarillas de alta filtración con un componente activo añadido, denominado HeiQ Viroblock, un biocida que agrega una protección adicional autodesinfectante con el que el producto que pasa a tener una eficacia del 99,99 por ciento y, en este caso, se venden a 59 céntimos la unidad.

El proceso de fabricación de las mascarillas -que cuentan con tres capas, tira nasal y gomilla elástica- es automatizado y tiene lugar en una sala equipada con una ducha de aire y una cabina con rayos UVA que garantiza la máxima higiene y seguridad en toda su producción.

Herranz afirma que muchas empresas, "incluso el Gobierno de España", tenían problemas a la hora de hacerse con mascarillas que protegieran "de forma adecuada, a precios correctos y sin trabas burocráticas", lo que motivó a tres socios andaluces a crear esta fábrica en una nave de 1.300 metros cuadrados.

La empresa tiene actualmente 33 empleados y pretende contratar a otros siete antes de que acabe el año debido a la fuerte demanda. A pesar de enfocarse en el mercado nacional en sus inicios, ya mantienen acuerdos con otros países a los que exportan mascarillas, como es el caso de Estados Unidos y Chile o áreas como Centroeuropa.

Pedro Herranz afirma en declaraciones a Efe que es "fantástico" que el Gobierno español haya bajado el IVA de las mascarillas aunque "ha sido excesivamente tarde". Con la esperanza de que deje de ser obligatorio su uso, avanza que el próximo objetivo de la compañía será dirigirse hacia los sectores farmacéuticos y hospitalarios.

Además, buscan la manera de fabricar mascarillas reciclables, ya que -según el director general de MasFabEs- causan un "enorme impacto medioambiental", por lo que han puesto sus miras en materiales orgánicos como la seda, pero actualmente ve "difícil" industrializarlo con ese componente dado su coste "disparatado".

La empresa malagueña colabora con varias universidades en tareas de investigación con el objetivo de añadir componentes adicionales para hacer mascarillas aún más eficaces con materias primas más sostenibles, para este producto que la covid ha convertido en esencial, que está en boca de todos y muy presente en el día a día.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook