El alto número de contagiados que han aflorado en Cuevas del Becerro con el cribado masivo de la Junta de Andalucía ha llevado al confinamiento de la población para evitar la propagación del coronavirus. Para ayudar a esta medida extrema, la agrupación de voluntarios de Protección Civil de Ronda está asistiendo a los vecinos, en especial a las personas mayores y enfermas, para proveerles de productos de primera necesidad o medicamentos.

Así, se ha dispuesto un centro de mando en la calle Real número 40 de Cuevas del Becerro. Habrá un dispositivo de mañana y otro de tarde de forma ininterrumpida y, además, tres coordinadores del Ayuntamiento se van a encargar de la recogida de pedidos a través de un teléfono único que se pondrá a disposición de los vecinos del pueblo, para que puedan encargar sus compras, tanto de alimentación básica como de medicamentos. Los voluntarios de Protección Civil recogerán los paquetes de comida de las tiendas y los medicamentos en la farmacia y los llevarán a las puertas de las casas.

No se va a utilizar dinero en efectivo, porque tanto las tiendas como la farmacia tomarán nota de los pedidos y cobrarán los gastos a los clientes más adelante, según el acuerdo alcanzado, han indicado desde la Junta de Andalucía. En este sentido, la alcaldesa, Ana María García Picón, ha destacado la colaboración de los comercios locales, "que nunca nos abandonan", y ha pedido a la población que salde sus deudas con ellos cuando la situación mejore y se pueda salir a la calle.

Reparto a domicilio de comida y medicinas en Cuevas del Becerro

Eso sí, la alcaldesa ha pedido que se planifique la compra para tres o cuatro días y no se hagan "pequeños mandados de olvido ni tampoco pedir pan cada día sino para dos o tres días", para ir, de ese modo, atendiendo las necesidades de toda la población.

Respecto a la recogida de basura, y dado que la persona que la recogía puerta a puerta está aislada con COVID-19, se está organizando esta recogida con la Diputación, para lo cual se mantendrá una reunión este lunes en la que se determine la forma de proceder.

"Seguimos trabajando en lo que se nos va poniendo delante, iremos resolviendo contramarcha e intentaremos dar respuesta, tenemos que pensar que un día malo es un día menos para acabar con esta situación. Mucha paciencia, tranquilidad y empatía para los que siguen trabajando y lo importante es que nos encontremos bien y los que tengan síntomas se recuperen", ha finalizado Ana María García.