El Ayuntamiento de Ojén ha celebrado un pleno extraordinario en el que se aprobó por unanimidad ayudas para que las familias puedan pagar el alquiler.

Se trata de paliar los problemas de liquidez de muchas familias que no pueden hacer frente a sus obligaciones de pago con los arrendadores de su vivienda habitual porque hayan visto reducidos sus ingresos o por la eventual pérdida de empleos.

La ayuda tiene carácter finalista, es decir, que no podrá destinarse a otra cosa que a pagar el alquiler y tendrá un carácter temporal.

Entre los requisitos figuran que los beneficiarios deben ser arrendatarios de la vivienda con una antigüedad mínima de tres años en Ojén desde la publicación de la ayuda y deben acreditar su situación de vulnerabilidad con un informe de Servicios Sociales.

Las ayudas tendrán un importe máximo de 600 euros al mes por un periodo no superior a 6 meses, dado su carácter temporal.

"Creemos que se hace necesaria esta ordenanza para cumplir con lo que dice la Constitución que manifiesta que los poderes públicos deben garantizar y asegurar una digna calidad de vida de todos los ciudadanos", explicaba el concejal de Hacienda y teniente de alcalde, Diego Santos.

Una vez aprobada esta medida, entrará en vigor en cuanto se publique en el Boletín Oficial de la Provincia, y se publicitarán las bases, requisitos, así como la documentación a aportar.