La Guardia Civil de Tráfico de Málaga investiga al conductor de un turismo que provocó un accidente tras acceder ebrio a la A-45 y recorrer unos 500 metros. El hombre, que presentaba síntomas evidentes de hallarse bajo la influencia de las bebidas alcohólicas, arrojó 1,00 y 1,04 miligramo por litro de alcohol en aire espirado, tasas que cuadruplicaban la tasa permitida. Según ha informado hoy la Comandancia de Málaga, se le investiga por los delitos de conducción temeraria y conducción bajo los efectos del alcohol.

Los hechos ocurrieron la tarde del pasado 1 de diciembre en la autovía A-45 que une Córdoba con Málaga, a su paso por el término municipal de Antequera. Sobre las 17:00 horas, varias patrullas del Subsector de Tráfico de Málaga tuvieron conocimiento de un accidente que tuvo lugar en el km 101,500 de la citada vía y, personados en el lugar, comprobaron que dos turismos habían chocado frontalmente al circular uno de ellos en sentido contrario. Según la investigación, el conductor de este último se incorporó incorrectamente a la autovía y recorrió durante 500 metros los carriles en sentido contrario, dirigiéndose hacia Córdoba por la vía en la que el resto de vehículos se dirigía a Málaga. Aunque algunos conductores consiguieron esquivarle, finalmente colisionó contra un vehículo cuya conductora resultó herida leve.