El Ayuntamiento de Cuevas del Becerro ha remitido a la Delegación Territorial de Salud y Familias un escrito "junto a más de 80 firmas" de vecinos del municipio que dieron positivo en el cribado del pasado 27 de noviembre, para que se les vuelva a realizar pruebas COVID, en este caso serológica, con el objetivo de esclarecer si han pasado o no la enfermedad.

En el documento, publicado por el Consistorio en sus redes sociales, recuerdan que Cuevas del Becerro se sometió a un cribado poblacional voluntario, en el que el 71,4 por ciento de los asistentes dio positivo. Así, de 182 pruebas realizadas, se detectaron 130 positivos en el municipio.

Los vecinos indican que "desde el primer instante que se conocieron estos datos, nos planteamos si podían ser reales", pues afirman que "prácticamente la totalidad éramos asintomáticos y no se observaba tampoco ningún síntoma entre nuestros convivientes".

Este resultado llevó a la Junta de Andalucía a someter a la totalidad de la población a pruebas PCR, los días 31 de noviembre y 1 de diciembre: 1.599 test que arrojaron un diez por ciento de resultados positivos. En cambio, los 130 positivos, apunta el documento, se sometieron a la prueba PCR el día 7 de diciembre, que ha arrojado "solamente tres casos positivos".

Ante ello, en un escrito, remitido por estos vecinos al Ayuntamiento y, en nombre de la alcaldesa, Ana María García, a la Delegación Territorial de Salud, solicitan "esclarecer" esta "disparidad de cifras y datos con la realización de "las pruebas pertinentes y definitorias en tiempo y forma, para detectar si finalmente hemos estado o no contagiados y poder así tener resultados que no dejen lugar a ninguna otra duda o interpretación".

Por su parte, la alcaldesa, en el escrito remitido a la Junta, pide que se realicen test serológicos a este colectivo de Cuevas del Becerro "con el ánimo de aportar luz, finalmente, a una situación que todos consideramos como poco, confusa", apuntando a que el municipio "se merece una respuesta".

García exige "que se nos haga llegar" el estudio epidemiológico y los resultados relativos a los test realizados entre el 30 de noviembre y el 7 de diciembre, y que desde la Junta de Andalucía se ayude a limpiar la imagen de Cuevas del Becerro, que "ha quedado reducida al impacto de la enfermedad".