Un joven de 18 años de nacionalidad china ha sido detenido por la Policía e ingresado en prisión por orden judicial por su presunta implicación en el envío al Reino Unido de cinco paquetes con 37,5 kilogramos de marihuana ocultos entre fundas de cojines.

Los agentes tuvieron conocimiento en Antequera de la existencia de un joven que contrataba con asiduidad envíos en empresas de transporte de mercancías, todos ellos de características similares y con destino el Reino Unido, que hicieron levantar las sospechas, ha informado este sábado la Policía en un comunicado.

Fruto de las primeras pesquisas, los agentes descubrieron en una de las oficinas dos paquetes, ocultos entre fundas de cojines, con 15 kilogramos de cogollos de marihuana envasados al vacío.

Durante la investigación se interceptaron otros tres paquetes de la misma tipología, entregados por la misma persona en diferentes sucursales de transporte.

Por ello, los agentes establecieron un dispositivo de vigilancia y localizaron en las inmediaciones de una empresa de paquetería de Granada a un ciudadano de rasgos similares a la persona que contrataba los envíos investigados.

Este individuo, que finalmente resultó detenido, mostró a los policías una documentación, la misma que utilizaba para contratar los envíos de paquetería, que se comprobó que pertenecía a otra persona de su misma nacionalidad, por lo que se le imputó, además del delito de tráfico de drogas, un delito de usurpación del estado civil.

En la operación se lograron intervenir, entre todos los paquetes interceptados, un total de 37,5 kilogramos de cogollos de marihuana con destino al Reino Unido, y el detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Granada, quien decretó su ingreso en prisión.