El Consorcio de Compensación de Seguros pagará unos 4 millones de euros en indemnizaciones por siniestros relacionados con el temporal Filomena en la costa de Málaga, debido a inundaciones, oleaje y fuertes rachas de viento.

La entidad -que no se ocupa de daños producidos por la nieve y el hielo, que son responsabilidad de las aseguradoras- estima que en el litoral de la provincia de Málaga se han producido entre 800 y 1.000 siniestros, que tendrán un coste estimado de unos 4 millones de euros, tras un primer reconocimiento.

Hasta el momento, el Consorcio de Compensación de Seguros ha recibido 243 solicitudes de indemnización, con un coste que rondaría 1,24 millones de euros.

De esas 243 peticiones, 133 corresponden a viviendas y comunidades de propietarios; 80 son daños en automóviles y 30 en comercios, establecimientos mercantiles, otros inmuebles públicos y privados e industrias.

Por zonas, 136 siniestros corresponden a Mijas; 62 a Alhaurín de la Torre; 29 a Marbella y el resto a otros municipios, dentro de la primera fase de reconocimiento.

El consorcio ha designado un equipo de 21 peritos para evaluar los daños en la provincia y cree que podrán iniciar los trabajos mañana jueves, comenzar los pagos en diez días y finalizarlos en un plazo de tres a cuatro meses después.

La entidad, que depende del Ministerio de Asuntos Económicos, ha aclarado que los riesgos extraordinarios que cubre son los daños causados por inundaciones, embates de mar, rachas de viento superiores a 120 kilómetros/hora, tornados y terremotos, siempre que las personas y bienes estén asegurados en el momento de producirse los daños.

Las aseguradoras se encargan de los daños por nieve y hielo producidos por el temporal Filomena, que ha afectado a más de la mitad de las provincias españolas y ha bloqueado cientos de carreteras y ciudades como Madrid.

Aunque el consorcio no indemniza daños producidos por la nevada ni por su inmediata transformación en hielo (no cubre los daños por el peso de la nieve en inmuebles o tendidos de red eléctrica, ni por caídas de árboles, ni aludes, ni por accidentes en desplazamientos por zonas nevadas o con la nieve ya helada), sí cubre los daños derivados de la inundación del terreno por el deshielo posterior debido al desbordamientos de ríos y de cauces naturales al fundirse con rapidez grandes masas de nieve o de hielo acumulados durante estos días.

Dicho esto, es importante no confundir los daños por inundación del terreno (que sí cubre el consorcio) con los daños ocasionados por filtraciones de agua de deshielo como, por ejemplo, en tejados, azoteas o ventanas, que no constituyen inundación alguna y corren a cargo de las aseguradoras privadas.

Cómo reclamar al Consorcio

En caso de inundación (anegamiento del terreno) por lluvias, deshielos o desbordamientos, o embates del mar, los asegurados (o sus aseguradoras, agentes o corredores de seguros) deberán solicitar su indemnización al consorcio a través de su página web (www.consorseguros.es) o bien a través del teléfono gratuito 900 222 665), a partir de las 09.00 horas del 11 de enero.

En caso de daños por viento, los asegurados deberán dirigirse directamente a sus entidades aseguradoras ya que el consorcio tiene conveniado con éstas que, una vez se determinen las zonas en las que el viento ha superado los umbrales establecidos en la legislación del seguro de riesgos extraordinarios mediante informes de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), el Consorcio de Compensación de Seguros reembolsará a las aseguradoras las indemnizaciones que éstas hubiesen anticipado de los asegurados afectados por el viento en dichas zonas.