El Hospital de Antequera ha incorporado un nuevo equipo de alta tecnología para la realización de estudios de Tomografía Axial Computerizada (TAC), que realizará más de 5.000 estudios diagnósticos al año.

El centro sanitario ya cuenta con un TAC por lo que se duplica la capacidad de diagnóstico actual, aumentado el rendimiento para la realización de este tipo de estudio por parte del servicio de Radiodiagnóstico, de los que cada año hace más de 9.000, han precisado desde la Junta de Andalucía.

El nuevo TAC, al incorporar tecnología de 64 coronas o cortes, aumenta sustancialmente la calidad de las imágenes, la precisión y las posibilidades diagnósticas en múltiples patologías como código ictus, perfusión cerebral, atención oncológica, estudios vasculares y de traumatología, y todo ello con una menor dosis de radiación.

Ubicado en la primera planta del Hospital de Antequera y dentro de la zona de Urgencias, este equipo trabajará 24 horas al día y 365 días al año, permitiendo hacer estudios que se centrarán en tórax, abdomen y cráneo y servirán de apoyo a situaciones urgentes y a todos los procesos tiempo/dependientes. Por otro lado, la existencia de un segundo equipo permitirá la atención en circuitos diferenciados cuando sea preciso de pacientes COVID-19.

La tomografía computarizada, conocida como exploración por TC o TAC, es un examen médico de diagnóstico por imágenes. Es un equipo que utiliza una tecnología sofisticada de rayos X que permite reconstruir imágenes tridimensionales de alta calidad del cuerpo humano para ayudar a detectar una variedad amplia de enfermedades y condiciones. La exploración por TC es rápida, indolora, no es invasiva y es altamente precisa, han subrayado.

El nuevo TAC se pondrá en funcionamiento tras la formación de los profesionales necesaria ante todo nuevo equipamiento, y tras las pruebas de aceptación y estado de referencia realizadas por el servicio de Radiofísica del Hospital Regional de Málaga. El período de formación se comenzó mediante la realización de una fase online destinada a especialistas en radiología y técnicos especialistas en radiodiagnóstico por imagen, seguida de una fase específica de formación presencial.

Para su instalación ha sido preciso realizar obras en el centro como el refuerzo de la protección frente a radiación de paredes y techo, instalación de suelo conductivo, dos equipos autónomos de aire acondicionado, un sistema de alimentación ininterrumpida independiente, así como nuevas líneas eléctricas directamente del cuadro de baja tensión.

El proceso de sustitución e instalación supone la coordinación de las obras de adecuación y trabajos de verificación entre estos profesionales y la empresa suministradora, siendo el objetivo primordial minimizar el impacto en la atención a los pacientes durante las instalaciones.

Estas actuaciones se enmarcan dentro del Proyecto Huella de Energía que incluye la implantación de forma centralizada de una plataforma de gestión de dosis a pacientes, así como el Centro Avanzado de Diagnóstico por Imagen (CADI), gestionados por radiofísicos y especialistas en diagnóstico por imagen, que permitirá la reducción de la dosis de radiación recibida por los pacientes y la extensión del conocimiento de unos centros a otros al compartir protocolos de diagnóstico y exploración.

El proyecto Huella de Energía del Servicio Andaluz de Salud se ejecuta a través de un contrato de disponibilidad global en Andalucía que se extiende durante ocho años, por un importe total superior a los 40 millones de euros.