El Consejo de Ministros dio ayer un paso más para la declaración del Parque Nacional de la Sierra de las Nieves, al aprobar en primera lectura el anteproyecto de ley a propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica.

El anteproyecto ha recibido el visto bueno del Consejo de Ministros, lo que supone un paso más para la creación del decimosexto Parque Nacional de España y el tercero en territorio andaluz.

La aprobación definitiva de la Sierra de las Nieves como Parque Nacional se producirá cuando, tras un segundo trámite en Consejo de Ministros, el texto sea remitido a las Cortes Generales, donde será aprobado como ley, lo que culminará un largo proceso de planificación para garantizar la conservación de una singular riqueza natural, paisajística y cultural, explica el Gobierno.

El futuro parque se extenderá por 23.000 hectáreas de la provincia de Málaga, entre los municipios de Benahavís, El Burgo, Istán, Monda, Parauta, Ronda, Tolox y Yunquera, que han impulsado la declaración y han colaborado con su protección, a través de la declaración previa de parque natural y Reserva de la Biosfera, cuya zona de protección e influencia económica abarcará los municipios de Alozaina, Casarabonela, Guaro, Igualeja, Ojén y Serrato, un total de 63.893 habitantes.

La Sierra de las Nieves alberga el 65% del pinsapo español, una especie de abeto característico de la zona, y aportará a la Red de Parques Nacionales paisajes sobresalientes y una biodiversidad única, así como usos y actividades que históricamente han contribuido a conformar dichos valores.

El acuerdo del Consejo de Ministros se produce después de que el pasado 28 de diciembre se emitiera el informe preceptivo del Consejo de la Red de Parques Nacionales sobre el anteproyecto de ley.

Andalucía se convertirá en la comunidad autónoma peninsular con más espacios naturales que gozan de la máxima protección, al sumarse la declaración del Parque Nacional Sierra de las Nieves a Doñana y Sierra Nevada.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, afirmó ayer que el hecho de que la declaración de la Sierra de las Nieves como Parque Nacional esté «un poco más cerca es un hito muy esperado por los andaluces».

Moreno, en un mensaje en Twitter, incidió en que «es una buena noticia que hoy esté un poco más cerca la declaración de la Sierra de las Nieves como Parque Nacional, un hito muy esperado por los andaluces que es esencial para el impulso de la zona y para seguir avanzando en la revolución verde».

La delegada del Gobierno en Andalucía, Sandra García, destacó ayer que el Ejecutivo central ha dado «el paso decisivo» para que Sierra de las Nieves se convierta en el tercer Parque Nacional andaluz. En un mensaje en Twitter, incidió en que la Sierra de las Nieves es «uno de los espacios naturales más singulares de Europa».

En los mismos términos se pronunció el subdelegado del Gobierno, Teófilo Ruiz, quien, en Twitter, subrayó que el Ejecutivo central «ha dado un gran paso para hacer realidad el Parque Nacional de la Sierra de las Nieves», el primer Parque Nacional de la provincia de Málaga.

Una roca escasa

La Sierra de las Nieves alberga el 65% de la superficie de pinsapar española y destaca por sus afloramientos de peridotitas, una roca que debería estar entre 20 y 100 kilómetros de profundidad en el manto terrestre y por su diversidad de hábitats y fauna. Además, incluye una superficie continua, no fragmentada, sin elementos artificiales que alteren significativamente el paisaje.

El parque, cuya llamativa coloración en tonos verdes, ocres y amarillos supone un atractivo más del paisaje , engloba una representación importante de encinares, alcornocales, quejigares, pinares de pino negral, sabinares y bosques de ribera que se traducen en una amplia diversidad de hábitats y de fauna.

Entre las especies que lo habitan destacan el águila real, el águila perdicera, el halcón peregrino, el búho real, el azor, el gavilán y el águila culebrera entre otros y sus bosques de ribera albergan especies como el martín pescador o el mirlo acuático.

Igualmente, en sus ríos y arroyos puede encontrarse todavía una buena representación de cangrejo autóctono, muy escaso ya en toda la Península Ibérica y grandes mamíferos como la cabra montés y del corzo.

Todo un atractivo para el turismo de naturaleza que constituye la gran esperanza contra la despoblación para los habitantes de los municipios de la Sierra de las Nieves.