Mejora el estado de la joven herida el pasado 12 de enero, junto con otra mujer, después de recibir un ataque con ácido junto a una amiga y que presuntamente se atribuye a su exnovio, en prisión tras ser detenido tras cuatro días fugado. Así, Sandra ha abandonado la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla y ha pasado a planta de la Unidad de Quemados.

Así, la joven, según han detallado fuentes sanitarias a Europa Press, ha abandonado la UCI, está estable y recuperándose de sus quemaduras.

La otra joven, por su parte, continúa ingresada en la Unidad de Quemados del Hospital Regional Universitario de Málaga y fue intervenida por el servicio de Cirugía Plástica para limpiar la zona. La joven, que continúa estable dentro de la gravedad, tiene un 20 por ciento de superficie quemada en la cara y en las piernas.

La investigación permitió el arresto del presunto autor de la agresión, que ya está en prisión, y de seis personas más. Los hechos tuvieron lugar poco después de las 14.00 horas del martes 12 de enero. Las chicas de unos 26 años estaban en el interior de un vehículo cuando se les acercó otro coche, en el que iba el presunto autor de los hechos, y les roció con un bote con ácido.

Ambas son amigas e iban en el coche en el momento de los hechos. La exnovia del joven, que era quien conducía el vehículo en el que iban las chicas, fue trasladada en helicóptero hasta Sevilla ante la gravedad de las heridas, mientras la otra joven fue derivada al Hospital Regional de Málaga.