Más de un siglo ha tenido que pasar para que la Sierra de las Nieves vaya a obtener la máxima protección de todo el territorio nacional desde que en 1916 entrara en vigor la primera Ley de Parques Nacionales. Y es que tras el reciente anuncio de la aprobación del anteproyecto de ley por parte del Consejo de Ministros, este paraje natural está cada vez más cerca de cumplir «un anhelo que ha venido persiguiendo toda la población del territorio desde hace muchos años», relata José Antonio Víquez, exalcalde de Yunquera y nuevo delegado de Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía en Málaga. Pues aunque esta declaración empezó a proyectarse oficialmente en 2015, «desde 1934 ya aparece documentada la intención por declarar Sierra de las Nieves como una zona de especial interés botánico que podía ser susceptible de ser Parque Nacional, lo que se suma a escritos recientes que adelantan esa predisposición al año 1918».

La conservación del ecosistema de Sierra de las Nieves lleva años asegurada con varias figuras de protección ambiental desde que fue denominada parque natural en 1989 así como Reserva Mundial de la Biosfera por parte de la Unesco desde hace más de 25 años. Entonces, ¿por qué es tan importante su declaración como Parque Nacional?

De acuerdo con el gerente de la Mancomunidad de la Sierra de las Nieves, con esta figura no solo se dota de un mayor rango de protección, «sobre todo a las especies y hábitats más importantes» como es el caso del núcleo del parque, los montes de Benahavís o los pinsapares, que constituyen el 65 por ciento del abeto existente en la Península Ibérica; sino que además otorga un mayor prestigio, repercusión mediática y capta la atención no solo de nuevo visitantes, sino también el interés de administraciones y empresas.

En este aspecto coincide el alcalde de El Burgo, Joaquín García, quien cree que indudablemente ser Parque Nacional «nos va a situar en el mapa» convirtiéndose en uno de los dieciséis existentes en toda España y siendo un aliciente más para visitar los 14 municipios integrados en la zona, además de incentivar el turismo en la Costa del Sol.

Ramas de pinsapo

Ramas de pinsapo Rafa Campos Camacho

De igual manera, el regidor de Istán, José Miguel Marín, considera esta próxima declaración un «impulso económico, social y turístico del que nos vamos a beneficiar todos los pueblos».

El alcalde de Alozaina y presidente de la Mancomunidad, Antonio Pérez, apunta que se va a crear una sinergia económica importante en el territorio y la provincia. «Hablamos de turismo verde, y aunque ya es importante de por sí, con la crisis del coronavirus vamos a poder potenciarlo aún más, siendo quizás ahora lo mejor y lo más oportuno».

Aunque este reconocimiento viene rodeado de inversiones, proyección económica y turística «no podemos olvidar que tenemos que preservar más y mejor esta figura de Parque Nacional porque el futuro de nuestros pueblos va a estar vinculado a ella» matiza Pérez, quien incide en que es una oportunidad «que tenemos que aprovechar».

Y es que este reconocimiento es también una herramienta para luchar contra la despoblación «que en mayor o menor medida la estamos sufriendo todos los pueblos del interior» que están viendo como cada vez más paisanos se están trasladando a la costa.

Tras haber sufrido retrasos por el cambio de ley, elecciones con las que no se formaba Gobierno e incluso una pandemia, se prevé que el Consejo de Ministros apruebe definitivamente el proyecto de ley el martes, el cual se remitirá posteriormente a las Cortes Generales. «Esperamos que lo tramiten lo antes posible para poder empezar a trabajar cuanto antes en un territorio que necesita del compromiso de todos y del que debemos estar a la altura», concluye el presidente.

Sendero Luis Ceballos-Tajo de la Caína. | RAFA CAMPOS CAMACHO

Por su parte, Víquez no solo manifiesta como delegado su orgullo de «estar en esta posición en uno de los momentos que más alegría puede dar a un cargo público», sino que, como exalcalde de Yunquera, se encuentra inmensamente feliz. «Han sido diez años intensos de trabajo, junto con el resto de alcaldes, que van a culminar en la protección de un entorno maravilloso. Estamos ante un hito histórico que va a provocar que las inversiones empiecen a llegar, haya mayor visibilidad, mayor desarrollo socioeconómico y por supuesto y lo más importante, es que no tengamos esa falta de oportunidades que suele sufrir el mundo rural».

Por su parte, la Junta informó ayer de que la dirección de Protección Civil y 112 Emergencias de la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Málaga ha activado un dispositivo de trabajo y control para prevenir y evitar las aglomeraciones e incidencias en la Sierra de las Nieves. Tanto en épocas festivas y estivales como en pleno invierno, y especialmente con la presencia de nieve, se registra un incremento notable de la afluencia a este entorno y además el 112 ha detectado un aumento de las incidencias entre los senderistas o excursionistas que lo visitan, tanto en lo que se refiere a accidentes como a extravíos.

Rafa Campos Camacho

Rafa Campos Camacho Piñas femeninas del pinsapo ‘Pichas de Fraile’.

Unanimidad de todos los ayuntamientos

El proyecto de declaración de la Sierra de las Nieves como Parque Nacional no solo está a un paso de culminar, sino que a lo largo de su recorrido ha logrado lo que pocas veces se consigue en este país: la unanimidad de las administraciones independientemente de su signo político. De hecho, el presidente de la Mancomunidad de la Sierra de las Nieves, Antonio Pérez, confiesa que una de las mejores cosas ha sido contar con la conformidad de los 14 ayuntamientos de la zona. Y es que desde los últimos diez años, todos estaban de acuerdo en que había que conseguir este reconocimiento. Uno de los grandes objetivos tras el nombramiento de este paraje natural a nivel nacional es conseguir la implicación de todas las administraciones, porque aunque sean el Estado y la Junta de Andalucía los que soportan la figura del parque, «esperamos y deseamos la colaboración de la Diputación de Málaga ya que en otros proyectos muy importantes como el Caminito del Rey, la Senda Litoral o los Dólmenes de Antequera, su implicación y cofinanciación los han situado en un nivel óptimo, y no esperamos menos para la Sierra de las Nieves, la mayor figura de protección ambiental en la provincia, único Parque Nacional de Málaga y tercero de Andalucía junto con Doñana y Sierra Nevada» manifiesta Pérez. El gerente de la Mancomunidad, Tomás Rueda, confía y espera que los organismos públicos inviertan en infraestructuras, medios de gestión, personal, en mejoras para los ecosistemas, en investigación y educación, porque solo así este reconocimiento será un revulsivo para el desarrollo social, económico y sostenible del parque, unido al fomento del turismo y al aumento de visitantes.