La junta de gobierno de la Diputación de Málaga ha dado luz verde este miércoles a cuatro proyectos del Plan de Reactivación Económica Municipal (PREM). Junto a otros dos que recibieron el visto bueno la semana pasada, son las primeras actuaciones que se aprueban de este plan, puesto en marcha por la institución provincial y dotado con 13,5 millones de euros, del que se beneficiarán todas las entidades locales de la provincia.

El presidente de la Diputación, Francisco Salado, ha explicado que este plan, aprobado el año pasado, forma parte del conjunto de iniciativas del Plan Málaga para la recuperación económica y social de la provincia para hacer frente a las graves secuelas de la pandemia.

A través de un comunicado, Salado ha incidido en que el principal propósito del PREM "es favorecer la creación de empleo en los municipios de la provincia a través de la ejecución de obras que permitan contratar a personas que actualmente están en paro".

En este sentido, tanto en el caso de ejecución de las obras por administración como por contrata, al menos el 30 por ciento del personal empleado deberá corresponder a personas desempleadas o que estén dadas de alta en situación de mejora de empleo.

"Esto va a contribuir a paliar el grave problema del desempleo y, además, va a permitir que sobre todo los pequeños municipios puedan llevar a cabo obras de mejora en calles y en infraestructuras y equipamientos", ha precisado el presidente provincial.

Así, ha concretado que, una vez aprobados los proyectos por parte de la Diputación, se realizarán transferencias directas a los ayuntamientos para que sean estos los que contraten directamente las obras.

Además, ha recordado que el Plan de Reactivación Económica Municipal permitirá ejecutar 144 actuaciones en los 103 municipios y la entidad local autónoma de Bobadilla Estación con un importe total de 13.565.564,25 euros, de los que la Diputación aportará 11.970.199,98 euros y el resto (1.595.364,27 euros) será sufragado por las entidades locales beneficiarias.

De los 13,5 millones de inversión, buena parte se destinarán a mejoras en vías públicas (6,6 millones de euros) y también destacan las actuaciones de mejora de instalaciones deportivas (2.078.000 euros), obras de abastecimiento de agua y alcantarillado (984.000 euros), y arreglo de caminos vecinales (854.898 euros).

También se dedicarán a instalaciones recreativas y de tiempo libre (689.000 euros), equipamientos culturales y museos (519.000 euros) e inversiones para la promoción turística (380.000 euros), entre otros.

Entre los primeros proyectos presentados por los ayuntamientos y que se han aprobado por la Diputación está el de las obras de mejora de las infraestructuras existentes y acabado final de la calle Menéndez Pidal de Alhaurín el Grande, por un importe de 139.814,47 euros, de los que la Diputación aporta 139.671,39 euros y el Consistorio 143,08 euros.

También se ha aprobado el adecentamiento de espacios públicos municipales en Algatocín, por 51.500 euros; la repavimentación de la avenida Blas Infante en Benamocarra, por 48.400 euros; y la remodelación de callejones en la avenida de Andalucía y calle Barranco en Alpandeire, por 46.000 euros.

Igualmente, se ha dado el visto bueno al acondicionamiento de una plazoleta en la calle Andalucía de Yunquera, que supondrá una inversión de 40.000 euros; y al acondicionamiento y pavimentación del entorno del cruce de las calles de Andalucía, Carrretera y Calvario en Arenas, cifrado en 20.000 euros.