La Diputación de Málaga ayudará a los pueblos para atenuar el efecto producido en sus arcas por los gatos en desinfección provocados por la pandemia.

Así lo ha aprobado la institución provincial en su pleno ordinario de marzo, que ha dado luz verde al Plan de Asistencia Económica Municipal 2021 dotado con 509.000 euros.

Este montante se repartirá entre los municipios malagueños menores de 25.000 habitantes siguiendo criterios de población y las transferencias que realice el Gobierno provincial de PP y Cs oscilarán entre los 2.000 y los 11.000 euros.

El objetivo de estas ayudas, según explicaron fuentes de la Diputación, es "contribuir al esfuerzo realizado por las entidades locales en las tareas de contención de la propagación del Covid-19 durante el año pasado mediante la realización de trabajos de desinfección de espacios públicos".

Esta medida fue cuestionada por la portavoz adjunta del PSOE, Antonia García, quien consideró que llega con retraso: "Un año después del comienzo de la pandemia, la Diputación va a pagar una parte de los gastos generados por la desinfección en los municipios de Málaga; vuelven a llegar tarde cuando han sido los ayuntamientos los que han hecho frente con medios propios", subrayó la diputada socialista.