Continúa la polémica abierta en redes sociales a raíz de que el Ayuntamiento de Guaro aprobase su salida de la Mancomunidad de Municipios Sierra de las Nieves. Además, todos los regidores que permanecen en el ente comarcal han suscrito un comunicado en el que desmienten que el gerente del organismo cobre más que el presidente de la Junta, Juanma Moreno, como había asegurado el regidor guareño.

El alcalde de Guaro, José Antonio Carabantes (Cs), insistió ayer en su afirmación y compartió el documento presupuestario que avala su afirmación, con lo que acusó a sus homólogos en la Mancomunidad de haber suscrito un escrito sin fundamento alguno.

El presidente del ente supramunicipal y alcalde de Alozaina, Antonio Pérez (PSOE), considera que la institución comarcal tiene por delante «un futuro muy positivo, entre otras cosas porque hay otros municipios que quieren formar parte de la misma. Por lo tanto no vamos con el pie cambiado como se quiere hacer saber», relató este munícipe.

«Carabantes miente cuando dice que la Mancomunidad carece de servicios y que los pueblos no se benefician de ella, porque sabe que existen servicios de los que su propio pueblo y sus habitantes se benefician claramente. Y también cuando de una forma populista se inventa sueldos que no existen ni han existido nunca y los compara malintencionadamente. Sobre eso hay que decir clara y rotundamente que los sueldos del todo el personal están muy por debajo de los sueldos que para los mismos perfiles, rangos, niveles y antigüedad existen en la Administración General de Estado, en la Junta de Andalucía, en la Diputación y en los propios ayuntamientos», abundó el propio Pérez.

En Facebook, vecinos y responsables locales han mostrado su apoyo a unos y a otros. «Cuando un ayuntamiento entiende que económicamente es más rentable antes que permanecer será por algo. Un pueblo como Guaro al que los antiguos gestores le dejaron una deuda de ocho millones de euros... Deberían tener más empatía y dar menos ejemplo», expresó Francisco Codez.

Mariló Narváez tachó de «visión cortoplacista y tergiversada» la labor de la Mancomunidad en el municipio guareño. «Si tenemos Parque Nacional es gracias al impulso que se ha dado al mismo desde este organismo. Hemos hecho comarca. Hemos hecho nombre y han sido muchos los proyectos impulsados, incluidos los formativos a nuestros jóvenes».

También se ha recalcado desde el conjunto de regidores que siguen mancomunados que ninguno de los cargos políticos cobran «absolutamente nada por ningún concepto, ni siquiera por la asistencia a plenos ni dietas o desplazamientos. Todos los sabemos y los datos son públicos, por lo que en esas declaraciones se denotan unas ganas de desprestigiar al conjunto de los municipios y a sus instituciones y hacer un daño personal que no se puede tolerar».

Para el presidente de la Mancomunidad, «Tomás Rueda no es un gerente al uso, sino un trabajador desde hace más de 25 años y que, desde hace unos años, cobra un complemento por esa labor».